México sigue abierto a negociar el TLCAN, pese a los aranceles

París, 31 may (EFE).- El secretario mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, afirmó hoy que su país sigue “abierto” a la negociación para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pese a los aranceles que ha impuesto Estados Unidos a las importaciones de acero y aluminio.

“Para nosotros es una cuestión aparte”, subrayó en declaraciones a la prensa en París Guajardo, quien insistió en que México continuará “comprometido con una negociación para un nuevo” TLCAN con Estados Unidos y Canadá.

También subrayó que, aunque su país “lamenta y reprueba categóricamente” las tarifas arancelarias que le impone Washington, al igual que a la Unión Europea y a Canadá, y aunque va a tomar “acciones equivalentes” para las importaciones de productos estadounidenses, no prevé una escalada.

“No creo que este sea el comienzo de una guerra comercial”, indicó.

El titular de Economía hizo hincapié en que los aranceles de Washington a las compras de acero y de aluminio mexicano no tienen “justificación” y “presentan una amenaza real” para la propia industria estadounidense.

Sobre todo, dado que México es un importador neto de acero estadounidense, con un déficit de unos 2.400 millones de dólares, y es también el principal comprador de aluminio de Estados Unidos.

Guajardo estimó que los aranceles estadounidenses afectarán a exportaciones equivalentes a unos 4.000 millones de dólares, y avanzó que con las medidas que tomarán en reacción se verán concernidas importaciones procedentes de EEUU de un monto equivalente.

Por lo tanto, en conjunto representarán “menos del 2 por ciento” de los intercambios bilaterales, que suponen unos 500.000 millones de dólares.

Para el diseño de esas medidas contra EEUU se ha tenido en cuenta como primer objetivo el apoyo de los sectores del acero y del aluminio, que son objeto de los nuevos aranceles que ha decidido aplicar Washington.

Preguntado sobre si considera que el presidente estadounidense, Donald Trump, es un socio fiable, respondió que “los socios son los países” y que en las negociaciones “uno apuesta a las instituciones y no a las personas”. EFE

diario.mx