México sin focos rojos por falta de sanidad en ganado: Senasica

En México desde el 2012 no se ha emitido alerta roja en materia de sanidad en el ganado que se exporta a otros países, reveló Joaquín Delgadillo, director general de Inspección Sanitaria del Senasica-Sagarpa.

El funcionario federal comentó que los casos de influenza aviar que se dieron en dicho año fueron emergentes y se atendieron en tiempo y forma, por lo que actualmente no se tiene alguna alerta sanitaria de consideración para las autoridades.

Precisó que de acuerdo a los datos del Servicio Nacional de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) que es un órgano desconcentrado de la Sagarpa, alrededor de 3 por ciento del ganado es detectado con alguna enfermedad como tuberculosis, garrapata, entre otros tipos.

“Este tema de la sanidad es una situación dinámica, que puede ser cambiante en cualquier momento, las enfermedades emergentes son el reto de las autoridades, por lo que es necesaria la interacción con productores para su detección oportuna”, sostuvo el entrevistado.

Detalló que dichas enfermedades se clasifican como de importancia sanitaria y económica, por lo que las mismas se atienden mediante campañas nacionales dirigidas a los productores de ganado.

“Siempre será más barato prevenir las enfermedades que invertir en medicamentos para el animal enfermo, no hay mejor peso invertido que la prevención, por ello se hacen estas reuniones constantes con dependencias y organismos orientados a la ganadería”, apuntó.

Finalmente, cuestionado sobre el porcentaje de pérdida de ganado de un productor a consecuencia de alguna enfermedad emergente, el funcionario comentó que son mínimas dichas pérdidas debido a que las campañas han tenido resultados positivos.

La Senasica realiza acciones de orden sanitario para proteger los recursos agrícolas, acuícolas y pecuarios de plagas y enfermedades de importancia cuarentenaria y económica, así como regula y promueve la aplicación y certificación de los sistemas de reducción de riesgos de contaminación de los alimentos y la calidad agroalimentaria de éstos, para facilitar el comercio nacional e internacional de bienes de origen vegetal y animal.