Inicio > Noticias > Internacional > Michel conmemora en Viena las víctimas del atentado del 2 de noviembre

Michel conmemora en Viena las víctimas del atentado del 2 de noviembre

Viena, 9 nov (EFE).- El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, visitó este lunes Viena para homenajear, junto al canciller federal austríaco, el conservador Sebastian Kurz, a las víctimas del atentado islamista de la semana pasada en el centro de la capital austríaca.

Cuatro personas fueron asesinadas a tiros y otras 22 resultaron heridas, varias de ellas de gravedad, en el ataque perpetrado por un islamista radical austríaco de origen macedonio.

Los dos mandatarios recordaron hoy a las víctimas justo en el lugar donde el terrorista comenzó su matanza, a pocos metros del centro comunitario judío y de la sinagoga central de Viena.

En declaraciones a la prensa en la Cancillería, los dos destacaron la importancia de respuestas europeas al extremismo islamista.

“El atentado tuvo el objetivo de socavar los valores fundamentales del proyecto europeo”, advirtió Michel.

“Nuestros sistemas de seguridad deben compartir más informaciones para poder evitar ataques de este tipo”, dijo el presidente del Consejo Europeo.

Añadió: “Es muy importante combatir las ideologías extremistas que nutren este terrorismo. Por ejemplo, necesitamos debatir sobre la idea de un instituto europeo para la formación de imanes (líderes religiosos musulmanes), para que el mensaje de la tolerancia pueda ser emitido también por ellos”.

El canciller federal austríaco, por su parte, destacó que en Europa hay “miles de combatientes europeos” que han luchado para grupos terroristas como el Estado Islámico (EI) y que son “bombas de relojería”.

“Se trata de una amenaza masiva para la UE. Es necesario encontrar una forma de tratar a estas personas, incluso una vez cumplidas sus penas de cárcel”, dijo Kurz.

El canciller hacía referencia a que el terrorista de Viena había sido condenado a una pena de 22 meses de cárcel en 2019 tras intentar unirse al EI en Siria.

Tras ser puesto en libertad en diciembre de 2019, el hombre, de 20 años de edad, siguió en la senda yihadista, al tiempo que participaba en un programa de desradicalización.

En julio pasado, el joven intentó comprar municiones en la vecina Eslovaquia, cuyos servicios de inteligencia informaron a sus colegas en Viena, sin que éstos hicieran nada al respecto.

El atentado de Viena de la semana pasada fue el más grave desde que un comando palestino atacara en 1985 el mostrador de la aerolínea israelí El Al en el aeropuerto de Viena, causando tres muertos y 39 heridos. EFE