Inicio > Noticias > Internacional > MIDEM 2019 abre sus puertas de par en par al auge musical de Latinoamérica

MIDEM 2019 abre sus puertas de par en par al auge musical de Latinoamérica

Javier Herrero.

Cannes (Francia), 4 jun (EFE).- Con los territorios emergentes en el punto de mira, el Mercado Internacional del Disco y la Edición Musical (MIDEM) abrió hoy la edición de 2019 con su primer foro dedicado íntegramente a Latinoamérica, habida cuenta de la pujanza global de sus artistas y de sus potenciales consumidores.

“Antes éramos nosotros los que teníamos que tocar puertas, ahora somos los que recibimos las llamadas”, ha destacado Jorge Mejía, presidente para la región de Sony/ATV, la mayor editorial del mundo, en el marco de esta veterana feria que precisamente en 2018 celebró en Río de Janeiro (Brasil) su primera edición al otro lado del Atlántico.

Difícil soslayar el “gran potencial” de este mercado, como ha subrayado el propio director de MIDEM, Alexandre Deniot, en la presentación de un foro que ha formulado la misma pregunta que medio mundo se hace desde la repentina eclosión musical de Latinoamérica: “¿Por qué ahora?”.

“Hablar de grandes canciones sería la respuesta fácil”, ha concedido Mejía, aunque sin dejar de reconocer la importancia como gancho que tuvo “Despacito”, que sigue siendo el videoclip más visto de la historia de Youtube.

Según su experiencia, antes del éxito de Luis Fonsi y Daddy Yankee había un gran “hit” latino cada dos años. “Después ha habido una avalancha de canciones latinas en un tiempo muy corto”, destacó, y el flujo de lanzamientos se ha convertido en semanal.

Con los datos delante, “una de las primeras cosas que aprendes al estudiar este mercado es el compromiso de su público con la música”, resaltó David Price, director de análisis de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, por sus siglas en inglés).

Conforme a sus datos, elaborados tras encuestar a más de 23.000 personas de 20 países, los latinoamericanos son los oyentes más activos del mundo, los más dispuestos a descubrir nueva música y también en acudir a conciertos, con porcentajes por encima del 80 por ciento en casi todos los casos.

Desde un punto de vista más material, fue además la región que en 2018 creció más rápido, al incrementar su mercado un 16,8%, con una importancia fundamental del “streaming” (mientras esta forma de consumo reina con un 46,9% en el resto del mundo, en Latinoamérica se eleva al 67%).

“Yo preguntaría más bien por qué no pasó antes. Supongo que por la madurez del mercado. Fuimos directos del mercado físico al del ‘streaming’ sin pasar por las descargas y en ese tránsito fue fundamental la llegada de Deezer, los primeros en poner un pie en Latinoamérica”, destacó Laura Tesoriero, vicepresidenta para la región de The Orchard.

Es por ello que, en un sector cada vez más enfocado a este tipo de plataformas, el subcontinente resulta estratégico, aunque las más de 3 horas diarias dedicadas a la escucha musical se realice sobre todo por Youtube, que es una de las plataformas que menos retorno genera para la industria por su contenido.

Para Mejía, no obstante, “el futuro es brillante” y pasará sobre todo por los formatos digitales. “La pata principal de la industria musical sigue siendo la del directo, pero el crecimiento será digital”, apuntó.

Su convencimiento nace de la constatación de que el 20% de las suscripciones de pago de Spotify proceden de Latinoamérica, un volumen de consumidores que demanda y por tanto impulsa al mismo tiempo en las listas mundiales las canciones que les gustan.

“El consumo en estos países es además tan alto que, por los datos de estas plataformas, en cuestión de horas puedes predecir qué recorrido tendrá una canción recién lanzada”, según Jorge Rincón, vicepresidente para América de Deezer.

Cinco vídeos de los diez más vistos en Youtube esta semana son latinos y Medellín, Miami, Puerto Rico o Buenos Aires se han convertido en epicentros creativos que atraen cada vez a más intérpretes del mercado anglosajón como Justin Bieber, Beyonce, Alicia Keys, Selena Gómez o Katy Perry.

“Todo ello ha hecho que cambie la mentalidad del valor de lo latino desde un punto de vista puramente económico”, insistió Mejía, lo que se traduce en una apuesta más decidida de la industria por contratar autores, a la caza del próximo “Sin pijama”, “Taki Taki” o “Mi gente”. EFE

%d bloggers like this: