Miembros de Convención Otawa observan en Chile destrucción minas antipersonas

12Santiago de Chile, 27 nov (EFE).- Embajadores y representantes de los países miembros de la Convención de Otawa, supervisaron hoy la destrucción de al menos 500 minas antipersonas, ubicadas a solo 500 metros del puesto fronterizo peruano Santa Rosa, en el extremo norte chileno.


La delegación se trasladó hasta el sector de la voladura de los artefactos explosivos, a más de 2.000 kilómetros al norte de Santiago, para observar la faena realizada por el Ejército chileno.

Esta actividad tuvo lugar en víspera de la 15ª Reunión de Estados Parte de la Convención sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersonal y sobre su Destrucción, que comienza este lunes en Santiago y se prolongará hasta el próximo 1 de diciembre.

El encuentro reunirá a representantes de los Estados Partes y los que aún no son parte, las organizaciones internacionales y la sociedad civil para evaluar el progreso en la aplicación de las obligaciones del Convenio de Otawa.

Además, la reunión permitirá que los Estados Partes pongan de relieve sus logros en la aplicación de los compromisos contraídos en el Plan de Acción de Maputo.

En el marco de este evento se dará a conocer el próximo día 29 el Informe Clearing the Mines (Desminado) 2016, a cargo de la organización no gubernamental (ONG) especializada en esta labor Norwegian People’s Aid, así como los Lineamientos para los Estados sobre una Aproximación Integral a la Asistencia a Víctimas e Informes sobre Asistencia a Víctimas.

Ese mismo día, será inaugurada una muestra gráfica titulada “Colombia: Un ejemplo de Construcción de la Paz”,organizado por la Autoridad Nacional sobre Acción contra Minas de Colombia y Norwegian People’s Aid (NPA).

Por último, el jueves tendrá lugar una charla sobre Innovación en Acción contra Minas en el Medio Oriente convocada por el Centro Internacional de Ginebra para el Desminado Humanitario (GICHD).

La Convención de Otawa es un instrumento de Derecho Internacional del Desarme y de Derecho Internacional Humanitario, suscrito en la capital canadiense en diciembre de 1997 por 122 Estados, que prohíbe el uso, la producción, la transferencia, y la retención de minas antipersonal.

El tratado que entró en vigor en 1999 y suscrito en la actualidad por 162 países, obliga a los Estados firmantes a destruir sus arsenales en un plazo de cuatro años desde la entrada en vigencia del acuerdo.

En muchos países que fueron afectados por conflictos las minas antipersonales han continuado causando víctimas entre civiles, largos años después del fin de las hostilidades.

Según las autoridades, Chile ha abogado firmemente en los foros multilaterales por la universalización de la Convención y por la consagración de América Latina y El Caribe como una zona libre de minas antipersonal y de cualquier otra arma que cause daños indiscriminados a la población civil

Además, el país austral ha puesto especial énfasis en las disposiciones y mecanismos para asistencia a las víctimas, para cuyo perfeccionamiento ha trabajado incansablemente desde 1999, cuando la Convención de Ottawa entró en vigor.

El pasado 23 de mayo, un dominicano de 24 años resultó herido de consideración al explotar una mina antipersonal en el norte de Chile, mientras al parecer intentaba entrar de forma clandestina al país desde territorio peruano. EFE