Inicio > Noticias > Internacional > Miles de argelinos en el 22 viernes de protestas marcado por la Copa África

Miles de argelinos en el 22 viernes de protestas marcado por la Copa África

Argel, 19 jul (EFE).- Miles de argelinos se manifestaron hoy en el centro de Argel por 22 viernes consecutivo para exigir la caída del régimen militar, en una protesta marcada por las novedades en el proceso político y la final de la Copa de África de Fútbol (CAN), que esta noche disputa Argelia contra Senegal.

La posibilidad de que los “zorros verdes del desierto” alcen por segunda vez en su historia un título que ganaron hace 29 años acaparaba gran parte de las conversaciones en la plaza de la Grande Post de Argel, teñida como cada viernes desde hace cinco meses de banderas nacionales.

El partido, que se disputa en El Cairo, arranca a las 20.00 horas locales (19.00 GMT), por lo que muchos argelinos este viernes regresarán “más pronto a casa” y esperan volver a la calle de noche “para celebrarlo”.

Una coyuntura que está igualmente en la mente de las autoridades que, pese a relajar la presión esta mañana con apenas detenciones, han redoblado la presencia de fuerzas de Seguridad y decido ampliar el despliegue hasta la madrugada.

“Hoy a va a ser un día histórico para Argelia y para todos. Los jugadores están con nosotros y va a ser un mensaje muy claro”, decía Salah, un joven aficionado procedente del barrio de Al Harrach y que se había acercado al centro a protestar.

A su alrededor, cientos de personas volvían a marchar como cada viernes desde el pasado 22 de febrero al grito de “queremos un estado civil y no militar, un estado civil en vez de un estado policial”.

Los congregados lanzaron igualmente consignas contra del jefe del Ejército, general Ahmed Gaïd Salah, que se ha convertido en el nuevo hombre fuerte del país tras forzar la renuncia del enfermo presidente Abdelaziz Bouteflika, que le nombró en 2004.

Desde la dimisión, Gaïd Salaha ha espoleado una campaña de “manos limpias” que ha llevado al hermano del antiguo mandatario, Said, y a dos de sus ex primeros ministros a la cárcel acusados de corrupción y otros delitos.

La campaña, que la oposición considera una “caza de brujas” azuzada por el general para afianzarse y tratar de desvincularse de un régimen del que fue pilar fundamental, ha llevado también a prisión a varios ministros, políticos, empresarios y oficiales de alto rango del Ejército.

En este ambiente, también acaparaba la conversación la polémica lista de personalidades anunciada esta semana por el Foro Civil por el Cambio, 13 miembros destacados de la política y la sociedad civil elegidos para negociar con el gobierno de transición una salida a la crisis.

La iniciativa, que fue aplaudida el jueves por el jefe del estado interino, Abdelkader Bensalah, ha creado división en el seno del movimiento de protesta (Hirak), ya que algunos consideran que no todos los propuestos cumplen con el requisito de no haber cohabitado con el régimen.

Una de las más críticas ha sido la heroína de la guerra de la independencia en Argelia (muhayida) Djamila Bouhired, quien se mostró sorprendida al ver su nombre.

El objetivo de esta iniciativa es acabar con la confusa situación política que vive el país desde que hace dos semanas concluyera el periodo interino de tres meses sin que se hayan celebrado nuevos comicios presidenciales y sin que exista aún una fecha para los mismos.

Mientras que el Ejército y el gobierno interno, afín al antiguo régimen, consideran que el mandato provisional de Bensalah sigue en vigor, los constitucionalistas recuerdan que no está especificado en la Carta Magna y que existe “un vacío de poder”. EFE

%d bloggers like this: