Miles de civiles regresan por primera vez en dos años a urbe siria de Daraya

Beirut, 28 ago (EFE).- Miles de civiles regresaron hoy por primera vez en dos años a la ciudad siria de Daraya, a las afueras de Damasco, de donde tuvieron que huir por los enfrentamientos entre los grupos rebeldes y el Gobierno de Damasco, informaron hoy la agencia estatal SANA y una ONG.

Este proceso se produce gracias a “los esfuerzos del Ejército Árabe Sirio por devolver a los desplazados a sus pueblos y ciudades tras liberarlos del terrorismo”, señaló la agencia.

Indicó que el Ejército ha facilitado “los servicios básicos necesarios” para que los miles de desplazados “reanuden su vida normal”, dijo la agencia, que no aporta una cifra concreta de civiles que han regresado.

Los desplazados que vuelven a Daraya habían escapado “de los crímenes de las organizaciones terroristas que causaron la destrucción en la ciudad”, según SANA.

El 26 de agosto de 2016 Daraya quedó completamente vacía después de que el último grupo de civiles sirios y milicianos de este feudo rebelde abandonase la ciudad tras un acuerdo alcanzado entre el régimen de Damasco y los grupos armados de la población.

De esta manera, finalizó el pacto que incluía la entrega del armamento pesado y medio y la posibilidad de abandonar la ciudad con el compromiso del Gobierno de que no tomará represalias contra ellos.

Durante los choques, las fuerzas leales a Damasco desplazaron a 3.500 combatientes y sus familias de la ciudad que fueron trasladados a Idleb, la provincia norteña que espera una inminente ofensiva gubernamental y que se ha convertido en el último bastión opositor en el país árabe.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó hoy que decenas de familias regresaron a sus hogares y que las autoridades sirias han abierto las carreteras de la zona para permitir la entrada de los civiles que provienen de Damasco y sus alrededores.

Según la ONG, cuya sede está en Reino Unido pero que cuenta con una extensa red de colaboradores en el terreno, la localidad se encuentra “semidestruida” porque sufrió una “gran destrucción debido a los intensos bombardeos y el lanzamiento de miles de misiles y cohetes”.

Daraya estuvo sitiada por el Gobierno desde 2012 y bombardeada casi diariamente por el Gobierno sirio.

Su importancia estratégica reside en su cercanía al aeropuerto militar de Mezze, así como a la autovía que une la capital siria con el Líbano. EFE