Miles de dominicanos piden frenar corrupción e impunidad tras caso Odebrecht

Santo Domingo, 16 jul (EFE).- Miles de personas marcharon hoy en la capital de la República Dominicana para reclamar el fin de la corrupción y la impunidad, en medio de las investigación que se realizan en el país por los sobornos que la constructora brasileña Odebrecht aseguró haber pagado en el país entre 2001 y 2014.

La manifestación, que concluyó en el Centro de los Héroes de Santo Domingo tras recorrer varias avenidas, fue convocada por el movimiento social “Marcha Verde”, que surgió tras revelarse los sobornos pagados por Odebrecht, por el que el Ministerio Público imputó a 14 políticos y empresarios, dos de los cuales están en prisión.

Esta fue la sexta movilización multitudinaria organizada por dicho colectivo en el país desde enero pasado.

La de este domingo, sin embargo, fue considerada por “Marcha Verde” como “la madre de todas las marchas” por el gran respaldo logrado, ya que acudieron no solo personas de la capital, sino del exterior.

Igualmente, según informó este colectivo, dominicanos se movilizaron hoy en países como los Estados Unidos y España.

Tras la movilización en Santo Domingo, que transcurrió de manera pacífica, “Marcha Verde” leyó un manifiesto en el que pidió el sometimiento a la Justicia del mandatario Danilo Medina, por entender “que existen claros indicios de responsabilidad de su Gobierno” en la licitación “irregular y la sobrevaluación” de la termoeléctrica Punta Catalina, que construye en el sur del país un consorcio encabezado por Odebrecht.

Asimismo, aseguró que Medina, del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), “maniobra para obstruir la Justicia” en el caso Odebrecht.

A la vez, consideró “inaceptable” cualquier resultado judicial sin una indagatoria de las actuaciones de los expresidentes Leonel Fernández (1996-2000, 2004-2008 y 2008-2012), del PLD y responsable del 52 % de los contratos con Odebrecht; y de Hipólito Mejía (2000-2004), del Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal de la oposición), y en cuya gestión se firmó el 11 % de los contratos, según el colectivo.

El pasado 8 de julio, la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) varió las medidas cautelares impuestas a siete de 10 inculpados por los 92 millones de dólares que la constructora brasileña admitió haber pagado en el país.

Entre los beneficiados con esta medida figura el sustituido ministro de Industria y Comercio, Temístocles Montás, influyente dirigente del PLD; y el presidente del PRM y el extitular del Senado Andrés Bautista, quienes duraron un mes en prisión.EFE