Miles de personas en Hong Kong recuerdan un año más a los caídos en Tiananmen

Pulso

Hong Kong, 4 jun (EFE).- Decenas de miles de personas volvieron hoy a las calles de Hong Kong para conmemorar el vigésimo noveno aniversario de la sangrienta represión de la plaza pequinesa de Tiananmen de 1989, con una vigilia que cada año se convierte en una protesta contra la política de partido único del régimen chino.

Esta vigilia es la única a gran escala que se celebra en territorio chino para recordar la masacre de hace veintinueve años, cuando las fuerzas militares desalojaron de forma violenta a miles de activistas en favor de la democracia causando la muerte de cientos de ellos.

Según los organizadores de la velada, más de 115.000 personas acudieron al parque Victoria de Hong Kong donde cada año tiene lugar este encuentro, en el que el espíritu del recuerdo y las protestas contra China siguen presentes, pese a que cada año cuenta con menos apoyo público.

Por cuarto año consecutivo, los sindicatos estudiantiles decidieron no respaldar el acto conmemorativo, el más masivo que se produce a nivel mundial para protestar contra las políticas de China.

“Poner fin a la dictadura de un solo partido y construir una China democrática ya no es lo que todos estamos pidiendo hoy”, dijo a la página de información local Hong Kong Free Press Davin Kenneth Wong, presidente de la Unión de Estudiantes de la Universidad de Hong Kong, que representa a 16.000 alumnos.

La vigésimo novena vigila arrancó con el lema “Terminar con la dictadura”, un eslogan que ya generó controversia después de que el delegado de Hong Kong ante el máximo órgano legislativo chino advirtiera este año de que cualquier político hongkonés que pidiera el fin de la dictadura de un solo partido podría ser descalificado en un futuro para ostentar un cargo público.

Los objetivos propugnados por la organización de esta cita anual, la Alianza en Apoyo de los Movimientos Patrióticos Democráticos de China, son los de ayudar a impulsar el desarrollo democrático en China continental y poner fin al Gobierno de partido único.

En los actos participaron familiares de abogados y activistas que a día de hoy se encuentran desaparecidos o en alguna cárcel china, así como supervivientes de la represión que acabó en masacre hace veintinueve años.

Entre pancartas y velas blancas la multitud aprovechó el encuentro para entonar canciones que conmemoran a los que murieron el 4 de junio de 1989, mientras que el presidente de la alianza, Albert Ho, se dirigió a los asistentes con proclamas del tipo “El régimen despiadado no durará para siempre”, en referencia al Partido Comunista de China.

Sin embargo, desde hace ya varios años, el crecimiento de ideologías localistas entre los más jóvenes y un paralelo aumento del sentimiento antichino han hecho que esta celebración haya perdido fuerza.

Hong Kong, a la que se le prometieron libertades civiles y un “alto grado de autonomía” bajo la política de “un país, dos sistemas” de Pekín tras el regreso de la ciudad a la soberanía china en 1997, lucha ahora más bien por preservar sus derechos como región autónoma frente a la injerencia china. EFE