Miles de uruguayos se suman a la lucha de mujeres argentinas por aborto legal

La Izquierda Diario México

Montevideo, 8 ago (EFE).- Miles de uruguayos se concentran frente a la Embajada de Argentina en Montevideo desde la tarde de hoy para sumarse con una vigilia, convocada por diversos colectivos locales, al pañuelazo internacional que se realiza en más de 20 países en apoyo a la lucha de las mujeres argentinas por el aborto legal.

Los pañuelos verdes, los cantos, aplausos y personas con las caras pintadas con el color característico del movimiento invadieron la calle ubicada frente a la sede diplomática, ubicada en el centro de la capital uruguaya, mientras el debate por la aprobación de la ley del aborto sigue en el Senado del país vecino.

Karina Rojas, integrante del movimiento feminista Pan y Rosas, dijo a Efe que cuando supieron de la convocatoria internacional impulsada desde Argentina sintieron “la necesidad” de organizarse, preparar sus pañuelos verdes y banderas con mensajes de apoyo, en esta “jornada histórica”.

“Apoyamos a las mujeres argentinas que están luchando por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. La verdad es que esta jornada para nosotros es histórica porque las mujeres argentinas están demostrando que con millones en las calles se pueden conquistar nuestros derechos”, aseguró Rojas.

En este sentido, la militante dijo que están siguiendo “muy atentamente” la sesión del Senado argentino y criticó algunos discursos “muy misóginos”, donde compararon a seres humanos con animales.

También lamentó las palabras del senador peronista Rodolfo Urtubey, quien afirmó que hay casos de violación en los que “no se puede hablar de violencia” pero tampoco de “consentimiento”.

El político sostuvo que “a veces la violación es un acto no voluntario con una persona que tiene una inferioridad absoluta de poder frente al abusador”, como por ejemplo en el abuso intrafamiliar, en la que consideró que “no se puede hablar de violencia pero tampoco se puede hablar de consentimiento, sino de una subordinación o sujeción”.

Sin embargo, Rojas subrayó que todas estas cuestiones, así como la posibilidad de que no sea aprobada la ley, apenas llena a las integrantes de su colectivo de ganas “de seguir luchando” por sus derechos.

“Nosotras no podemos concebir que haya mujeres que se mueran por abortos clandestinos. En Argentina hay más de 300 que se mueren anualmente eso y esas mujeres son pobres, no tienen acceso a un aborto quirúrgico, ni a una anticoncepción”, acotó.

Para la integrante del colectivo Pan y Rosas, las mujeres argentinas están marcando historia porque generaron un movimiento internacional, son un ejemplo para toda Latinoamérica y “seguramente” van a ser un empuje para el resto del continente.

“Si no llega a salir la ley, al movimiento de mujeres no nos van a parar, esto tiene que continuar, es un golpe pero nosotras sabemos sobreponernos todo el tiempo a los golpes”, añadió.

Pese al frío del invierno uruguayo y a la alerta naranja que rige en la capital uruguaya por vientos fuertes, tanto Rojas como el resto de las personas que se concentran en el Centro de Montevideo pretenden mantener la vigilia por el “mayor tiempo posible”.

Según manifestó Rojas, en Uruguay también se realizan concentraciones en los departamentos de Colonia (oeste), Treinta y Tres (centroeste) y Maldonado (sureste) en el marco del pañuelazo internacional.

“Las mujeres de Uruguay estamos con las mujeres de Argentina”, concluyó.

La extensa sesión en el Senado argentino, que comenzó poco después de las 10.30 hora local (13.30 GMT), se prolongará durante varias horas por la cantidad de oradores anotados -61- y se prevé que la votación oficial del proyecto, que llega precedida de su aprobación en la Cámara de Diputados de pasado junio, sea en horas de la noche.

En Latinoamérica, solo en Cuba, Uruguay y México Distrito Federal las mujeres pueden abortar de forma gratuita y libre; en el primer caso antes de las diez semanas y en los dos últimos antes de la semana duodécima.

En otros países como Guatemala, Perú, Venezuela, Ecuador y Bolivia el aborto es ilegal excepto en algunos casos, básicamente cuando el embarazo pone en peligro la vida o la salud de la mujer, o en caso de violación.

Esos dos son los supuestos en los que la ley Argentina autoriza actualmente el aborto, pero la reforma que hoy se debate en el Senado contempla despenalizar cualquier aborto hasta la semana catorce de gestación y establece que si la persona gestante es menor de 16 años, se debe realizar con su consentimiento. EFE