Inicio > Noticias > Internacional > Millón y medio de afectados en el mundo y ya cerca de los 100.000 muertos

Millón y medio de afectados en el mundo y ya cerca de los 100.000 muertos

Redacción Internacional, 10 abr (EFE).- Los casos globales de COVID-19 ascienden a 1,52 millones, después de que se registraran más de 90.000 nuevos contagios en las últimas 24 horas, según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los fallecidos por la enfermedad son 92.798, 7.200 más que en la jornada anterior, por lo que se espera que durante el fin de semana se rebase la barrera de las 100.000 víctimas.

Europa sigue concentrando más de la mitad de los casos, con 799.000, mientras que en América hay confirmados 493.000 contagios, en contraste con África, la región menos afectada con 8.700 detectados.

EN EL 90% DE LOS CASOS EL DETERIORO QUE CAUSA EL VIRUS ES MODERADO

Según las estadísticas de las distintas autoridades sanitarias del planeta, unos 366.000 pacientes se han recuperado de la enfermedad, por lo que se sigue manteniendo la proporción de un 25 % de altas, con escasa variación desde las últimas semanas.

Cerca de 50.000 casos, un 4 por ciento del total, se encuentran en situación grave o crítica, por lo que en la gran mayoría de los pacientes, más del 90 por ciento, el deterioro de salud que causa el coronavirus es leve o moderado.

FOSAS COMUNES EN NUEVA YORK

Una de las imágenes más dramáticas de estos días la ofrece la ciudad de Nueva York, donde se ha empezado a enterrar fallecidos por COVID-19 en una fosa común en la isla de Hart (en el extremo noroeste de la Gran Manzana), un lugar donde durante décadas se ha dado sepultura a cadáveres sin reclamar.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció este viernes 777 muertes más en el estado por coronavirus en las últimas 24 horas, elevando la cifra de fallecidos en la región a 7.844, si bien advirtió de los peligros de una segunda oleada de la pandemia, que aseguró se podría evitar llevando a cabo millones de pruebas a los ciudadanos.

Un dato esperanzador es que por primera vez hay un leve descenso de ingresos en unidades de cuidados intensivos, concretamente 17 personas. En las últimas 24 horas hubo 4.908 ingresos en UCI frente a los 4.925 de ayer en Nueva York.

SE FRENAN LOS CONTAGIOS EN ESPAÑA E ITALIA

Mientras tanto se confirma el freno de los contagios en España. El Gobierno español anunció hoy la mayor desaceleración desde el inicio de la pandemia, con el menor número de muertes en 17 días y el ritmo más bajo de nuevos contagios, aunque la cifra total de fallecimientos se acerca a los 16.000.

España registró hoy 605 muertes diarios (683 el jueves), para un total de 15.843 fallecimientos por COVID-19. Los nuevos casos registrados hoy son 4.576, con un incremento diario del 3 por ciento, también el aumento más bajo desde finales de marzo.

Desde el inicio de la pandemia se han registrado 157.022 casos de coronavirus en España, de los que 55.668 se han recuperado.

El Gobierno español está preparando una ligera relajación de las medidas de parón económico a partir del lunes, con el reinicio de algunas actividades no esenciales en la industria pesada y la construcción.

En Italia, los fallecidos con el coronavirus alcanzaron hoy los 18.849, lo que supone un incremento de 570 en el último día, según el último balance comunicado hoy por el jefe de Protección Civil.

El número total de contagios se sitúa en las 147.577 personas, 3.951 más registrados en las últimas veinticuatro horas, desde que se detectara la primera infección autóctona el 21 de febrero.

El jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli, dijo en rueda de prensa que las cifras confirman que “prosigue la caída en la presión en los hospitales comenzado hace una semana aproximadamente”.

Por otra parte, el Gobierno de Italia, igual que el de Malta, ha anunciado el cierre de sus puertos a los migrantes a causa de la pandemia.

ACUERDOS DEL EUROGRUPO Y DE LA OPEP+

En el frente de la lucha por paliar los efectos del parón económico por la la pandemia se han registrado en las últimas horas acuerdos entre los países que comparten el euro y entre los productores de petroleo.

El Eurogrupo llegó, a última hora del jueves, a un acuerdo para movilizar más de medio billón de euros en préstamos para ayudar a Estados, empresas y trabajadores afectados por el coronavirus, pero dejó para más adelante la discusión sobre la emisión de “coronabonos” para financiar la recuperación de la Unión Europea.

Se espera que ese debate sobre el llamado plan de recuperación o plan Marshall europeo tenga lugar en la próxima cumbre de jefes de Estado o Gobierno de la UE el 23 de abril que se celebrará por videoconferencia y que fue convocada hoy por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Mientras tanto, los países de la llamada OPEP+ han llegado a un acuerdo básico para reducir su oferta petrolera en un 23 % ante la crisis en el sector causada por la pandemia del COVID-19.

El acuerdo es un compromiso para mantener limitados los suministros durante dos años, con un plan escalonado: la reducción de 10 mbd regiría en mayo y junio próximos, bajaría a 8 mbd entre julio y diciembre, y a 6 mbd entre enero de 2021 y abril de 2022.

Los socios de la OPEP Venezuela, Irán y Libia siguen exonerados del compromiso de limitar sus extracciones debido a las caídas involuntarias de su actividad petrolera causadas por diversas causas, como crisis económicas, sanciones y conflictos armados.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, habló hoy con su homólogo estadounidense, Donald Trump, sobre las conversaciones llevadas a cabo en el marco de la alianza petrolera OPEP+. Según el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, cuyo país se sumó hoy al acuerdo, también “Estados Unidos se compromete a reducir”.

Los ministros de Energía de los países miembros del G20 mantienen hoy una reunión virtual tras el encuentro de los productores de petróleo en el marco de la OPEP+ para tratar de coordinar medidas que estabilicen los mercados de petróleo.

VIERNES SANTO INSÓLITO EN TODO EL PLANETA

Católicos y protestantes celebran hoy un Viernes Santo como no se había vivido nunca a nivel planetario, sin procesiones ni misas, por las medidas de confinamiento para frenar la pandemia de coronavirus.

El papa Francisco preside esta noche el tradicional Vía Crucis, pero sin fieles y en la plaza de San Pedro, no ante el Coliseo romano.

El pontífice ya inició los ritos de la Semana Santa el Domingo de Ramos sin fieles y en el interior de la Basílica de San Pedro y no en la plaza vaticana.

En Jerusalén la Vía Dolorosa, generalmente atestada en estas fechas por peregrinos, está hoy vacía y la Iglesia del Santo Sepulcro cerrada. Solo algunos fieles rezan ante el portón de la Basílica, mientras los ritos de los franciscanos custodios del lugar se limitaron a un Vía Crucis de cuatro monjes.

El resto de eventos de este Viernes Santo se harán a puerta cerrada con retransmitidos vía internet, como la liturgia en la Concatedral del Patriarcado latino de Jerusalén y la ceremonia del funeral de Cristo, por la noche, en la basílica del Santo Sepulcro, que no se recuerda haya estado cerrada mas que en otra ocasión, también por una epidemia, en la Edad Media.

En España, la Semana Santa de Sevilla no se celebra este año por primera vez desde que se canceló en 1933 durante un periodo de inestabilidad política. Muchos sevillanos se han acercado a los templos para depositar ramos de flores y en el silencio particularmente profundo este año se oyen cantar saetas (canto religioso tradicional interpretado a capella).

En la ciudad aragonesa de Calanda, donde la hora de la muerte de Cristo se marca con un estruendo de tambores ( lo que se llama romper la hora), este año muchos fieles han tocado desde sus balcones.

En Ecuador y en Bolivia, algunos sacerdotes han recurrido al helicóptero para bendecir a los feligreses desde el cielo. EFE