“Minecraft”, diez años de éxito, bloque a bloque

Foto: as.com

Celia Sierra.

Madrid, 16 may (EFE).- “Minecraft” cumple diez años convertido en uno de los videojuegos más vendidos de su generación: su universo virtual de bloques todavía reune a millones de jugadores gracias a una fórmula que combina creatividad, acción y estrategia y tiene varios proyectos en gestación. 

Con motivo de su aniversario, que se celebra mañana en todo el mundo, la compañía lanzóo una versión del juego original para jugar con ordenador, prepara la primera película sobre el videojuego y, el más importante de todos, anunció lo que parece ser una modalidad de realidad aumentada del juego, al estilo “Pokemon Go”.

Nadie pudo imaginar hace diez años que un videojuego creado por una sola persona, el desarrollador sueco Markus Persson, mientras lo compaginaba con otros trabajos, y cuyo éxito comenzó con el boca a boca, llegaría a donde está hoy.

En diez años, “Minecraft” se convirtió en el videojuego para PC más vendido de la historia -154 millones de copias-, y, cada mes, más de 91 millones de personas se adentran en su universo para jugar. 

Persson ideó “Minecraft” como si fuera una reencarnación virtual del mundo de Lego. El usuario desembarca en un mundo abierto de estética bastante simple, en el que podía construir y modificar de manera intuitiva cualquier cosa que pasara por su imaginación con bloques de distintas cualidades. 

Esta cualidad, la de ser una plataforma que permite dar rienda suelta a la creatividad, es la que cautivó a millones de usuarios, especialmente a niños y adolescentes, que crearon una apasionada comunidad que se expande a través de redes sociales, foros y canales de vídeo con tutoriales para avanzar.

En “Minecraft” se hicieron réplicas de ciudades enteras, edificios históricos como la catedral de Notre Dame, planetas inventados o universos de ficción como la serie de “Juego de Tronos”, todo construido con milimétrico detalle.

La primera versión lanzada en 2009 era una sencilla, hoy en día el juego cuenta con numerosas modalidades y niveles de dificultad para cada jugador. Existe una versión creativa, en la que se puede dar rienda suelta a la imaginación, y otras de aventura, supervivencia y multijugador, que combinan la estrategia con la acción.

El juego, que en este tiempo recibió numerosos premios y forma parte de la colección del Moma, llegó a todas las plataformas -consolas, PC y móvil-, cuenta con una modalidad con realidad virtual y tiene una versión educativa para ser utilizada en las aulas. 

Las posibilidades de la plataforma puso en valor el videojuego como herramienta educativa, y cuenta con numerosas experiencias positivas entre jugadores con capacidades especiales como personas con autismo. 

Uno de los puntos de inflexión del juego fue 2014, cuando Microsoft lo compró por 2.500 millones dólares (más de 2.200 millones de euros), una de las operaciones más importantes del sector y que lo convertiría en uno de los primeros éxitos del sector de los videojuegos independientes.

Pese a que mantiene una estética casi vintage de cubos de píxeles, el juego también demostróo su capacidad para renovarse con el tiempo y la compañía anunció que el universo Minecraft se expandirá al cine y previsiblemente al mundo de la realidad aumentada.

La compañía desveló hace unos días un vídeo con imágenes de una aplicación para móvil de realidad aumentada, que permite al usuario ver personajes y animales del videojuego.

Esta nueva modalidad, de la que mañana la compañía dará más detalles, recuerda a “Pokemon Go”, el fenómeno que causó toda una revolución mundial hace unos años y pobló las calles de usuarios cazando a personajes de la popular saga japonesa. 

Tras varios años de retraso -inicialmente se anunció para este año- la compañía también fijó una nueva fecha para el estreno de la primera película sobre el universo “Minecraft”, que verá la luz en marzo de 2022. Será dirigida por Peter Sollett y contará con la producción de Warner Bros.

Este nueva proyecto del universo “Minecraft” viaja ya sin la compañía de su creador, que se salió de la empresa tras la venta a Microsoft, pero el mundo virtual continúa su andadura. EFE