Ministro argentino cree que despenalizar el aborto debe estar en Código Penal

Buenos Aires, 2 sep (EFE).- El ministro de Justicia de Argentina, Germán Garavano, consideró que el nuevo Código Penal que se elabora en el país debería incluir la despenalización del aborto en cualquier supuesto, a pesar de que reconoció que existen diferencias de opinión en el seno del Gobierno.

“La posición mía personal era evaluar la posibilidad de directamente despenalizar a la mujer en cualquier supuesto, entendiendo que no debe ser en ningún caso objeto del derecho penal, y también la posibilidad de que se pueda interrumpir el embarazo en aquellos casos en que haya inviabilidad del feto”, contó Garavano en declaraciones a Efe.

Sin embargo, el titular de Justicia recalcó que esto es una “visión personal” solo compartida por “algún sector del Gobierno”.

El debate sobre la interrupción del embarazo -que en Argentina solo está permitida en caso de violación o por peligro de salud de la mujer- sobrevuela de forma especial desde hace seis meses, cuando el Ejecutivo de Mauricio Macri abrió el camino para que el Congreso tratase un texto para aprobar el aborto legal, seguro y gratuito hasta la semana 14 de gestación.

En medio de una gran división social y dentro de cada partido, y a pesar de que la Cámara de Diputados aprobó la iniciativa, la de Senadores decidió tumbarla el 9 de agosto, por lo que desde el Gobierno -con una gran división- se barajan vías para enfrentar lo que muchos consideran un problema de salud pública por la cantidad de mujeres sin recursos que mueren en procedimientos clandestinos.

Entre otras cuestiones, la reforma del Código Penal -la base del actual se remonta a 1921- pone sobre la mesa eliminar el actual artículo 88, que establece penas de prisión para la mujer que aborte.

“El derecho penal se ha mostrado claramente ineficaz para abordar este tipo de cuestiones, especialmente en relación a las mujeres. Se tiene que discutir desde la salud pública. Es una situación muy al limite y dramática y la amenaza a una sanción penal me parece que, por un mínimo tema humanitario, es algo que no corresponde”,aseveró Garavano.

Hace un año y medio, el presidente Mauricio Macri ordenó la creación de una comisión de jueces y funcionarios para elaborar un anteproyecto de ley de reforma y actualización integral del Código, que abordará cambios en el tratamiento de temas como la corrupción y otros delitos graves, así como lo referente a la penalización del aborto.

Respecto a este último asunto, la comisión, según continuó el ministro, recoge los precedentes de la Corte Suprema, que en 2012 ratificó que no son punibles los abortos en casos de violación, y adicionalmente plantea que las penas a las mujeres puedan ser reemplazadas con penas alternativas y no necesariamente de prisión.

Pero aunque la presentación oficial del texto estaba prevista hace unos días, finalmente fue postergado por las diferencias que sigue causando este asunto.

“Lo que se tendrá que definir de acá a fin de año es la fecha del envío de este código y si se envía como remitió la comisión o con algún agregado”, concluyó Garavano. EFE