Inicio > Noticias > Internacional > Ministro de Bolsonaro genera polémica al reavivar el fantasma de la dictadura

Ministro de Bolsonaro genera polémica al reavivar el fantasma de la dictadura

Sao Paulo, 26 nov (EFE).- El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, generó polémicas este martes tras un comentario, del que luego se retractó y en el que agitó el fantasma de la dictadura militar frente a una eventual aparición y radicalización de protestas en el país.

Guedes, quien se encuentra de visita en Washington, citó una serie de medidas represivas impuestas por el régimen militar que imperó en Brasil entre 1964 y 1985, al criticar los llamados del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva para salir a las calles contra el Gobierno de Jair Bolsonaro, que hasta ahora no han encontrado ningún eco.

“Sean responsables, practiquen la democracia. ¿O la democracia solo funciona cuando tu bando gana? ¿Cuando el otro bando gana, con diez meses, uno ya llama a todo el mundo para romper las calles? ¿Qué irresponsabilidad es esa?”, afirmó Guedes a los periodistas tras participar en un foro con empresarios.

“No se asusten si alguien pide el AI-5”, sentenció el ministro.

El AI-5 son las siglas del llamado Acto Institucional 5, un paquete de medidas antidemocráticas aplicado en 1968 por el régimen y mediante el cual aumentó la represión, se proscribió a varios partidos políticos y se cesó a decenas de parlamentarios opuestos a la dictadura, de la que Bolsonaro niega su existencia.

Sin embargo, Guedes afirmó poco después que ese tipo de medidas serían “inconcebibles” porque la democracia brasileña “jamás las aceptaría”.

“Aunque la izquierda tome las armas, invada todo, rompa y derribe por la fuerza el Palacio de Planalto (sede del Gobierno) jamás apoyaría el AI-5, eso es inconcebible. No aceptaría eso jamás”, insistió.

Pese al matiz posterior, las declaraciones del titular de Economía fueron condenadas por el principal partido de la oposición, el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, quien salió de la cárcel a principios de mes tras 580 días recluido por una condena por corrupción que ahora podrá recurrir en libertad.

“Paulo Guedes necesita saber que no estamos en 1964 ni en el Chile de 1973. Hablar de AI-5 como si fuera un hecho normal de la vida política brasileña es una ofensa para la sociedad. Con la democracia no se juega”, dijo en redes sociales el diputado federal Paulo Pimenta, líder del PT en la Cámara Baja.

El presidente de la Corte Suprema, José Antonio Dias Toffoli, también manifestó su repulsa al recordar que el AI-5 es “incompatible con la democracia”.

“No se construye el futuro con experiencias fracasadas del pasado”, afirmó el magistrado durante un encuentro con representantes del Poder Judicial en Maceió, capital del estado de Alagoas (nordeste).

Guedes revivió así una polémica abierta por uno de los hijos del presidente brasileño, el diputado Eduardo Bolsonaro, quien el mes pasado amenazó con que el Gobierno podría adoptar medidas similares al AI-5, si “la izquierda se radicaliza”.

En un entrevista divulgada en un canal de YouTube, Eduardo Bolsonaro, alertó de que si se producen en Brasil protestas como las que ocurren en varios países de Latinoamérica, como en Chile en este momento, “habrá que dar una respuesta”, que “podría ser por la vía de un nuevo ‘AI-5′”.

Las palabras de Eduardo fueron entonces ampliamente condenadas por diferentes autoridades y líderes políticos de todo el espectro partidario, incluso por su propio padre, quien lamentó lo sucedido.

No obstante, en esta ocasión, el mandatario evitó responder directamente los comentarios de su ministro y subrayó que Guedes es el responsable por el área económica de su Gobierno. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: