Ministro de Economía alemán visita Cuba para impulsar relación económica

pimg_216939_Sigmar-Gabriel-Renewable-Energies-Energy-Transition_ALa Habana, 7 ene (EFE).- El ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, realiza desde hoy una visita oficial a Cuba para impulsar las relaciones económicas y comerciales, y con ese fin ofreció el potencial de las pequeñas y medianas empresas de su país en la nueva era de apertura a las inversiones extranjeras en la isla.


Gabriel, primer ministro de la Unión Europea que visita la isla en 2016, llegó a Cuba acompañado de una delegación con representantes de 60 empresas alemanas y este jueves fue recibido por el primer vicepresidente del país caribeño, Miguel Díaz-Canel.

En el intercambio, Díaz-Canel y Gabriel se pronunciaron por seguir trabajando para fortalecer las relaciones bilaterales y por incrementar los vínculos en las áreas económica-comercial, cultural, científica y educativa.

En la primera jornada de su agenda en La Habana, el ministro de Economía y Energía alemán inauguró un foro empresarial en el que animó a las compañías estatales cubanas a aliarse con las pymes de su país, resaltando su cualidad de “innovadoras” y el interés de invertir en la isla “a largo plazo”.

El también vicecanciller de Alemania destacó en ese acto la disposición de esa nación europea a “iniciar una nueva etapa más dinámica” en las relaciones económicas y de cooperación con Cuba, y destacó los negocios de pequeñas y medianas empresas alemanas en la isla, a las que catalogó como la “espina dorsal” de la economía germana.

“Son empresas con presencia en el mundo entero y con gran espíritu innovador desde el punto de vista tecnológico, que hacen que la industria alemana sea competitiva”, resaltó el ministro.

Gabriel señaló que este tipo de empresas son las más adecuadas para las necesidades de Cuba en la nueva etapa de “actualización” de su modelo económico, que requiere unos 2.500 millones de dólares anuales de financiación externa, ya que no buscan un beneficio rápido, sino una inversión rentable y duradera a largo plazo.

Además de subrayar la voluntad de Alemania de crear una asociación económica con Cuba de “igual a igual”, el titular de Economía insistió en la necesidad de que la isla ofrezca “condiciones para la inversión”, como “fiabilidad, menos burocracia y sobre todo la puesta en marcha de las reformas” emprendidas por el presidente Raúl Castro desde 2011.

Los sectores de la economía cubana que interesan actualmente a los inversores alemanes son principalmente el agroalimentario, la maquinaria pesada y la energía.

En este momento en el que Cuba busca una mayor apertura a las inversiones foráneas, la isla ofrece una cartera de negocios para que incluye la posibilidad de participación de capitales en 246 proyectos por un valor de casi 8.000 millones de dólares; apoyados en la nueva Ley de Inversión Extrajera aprobada en marzo de 2014.

Además, está construyendo la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM), un centro empresarial y megapuerto mercante que ofrece condiciones ventajosas para la instalación de empresas extranjeras; único lugar de la isla donde estas se pueden instalar y mantener el 100 % de su capital sin asociarse con empresas cubanas.

En la inauguración del foro empresarial también participó el ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, quien subrayó las “potencialidades” de una relación económica más estrecha entre Cuba y Alemania en este momento de apertura de la isla.

Ambos ministros firmaron también un memorando de entendimiento para instalar una oficina de promoción del comercio y la industria alemana en La Habana a lo largo de este año.

En Cuba operan unas 50 empresas alemanas, entre ellas, Mercedes Benz, Volkswagen, Bosch y Siemens y en 2014 el intercambio comercial bilateral alcanzó 224 millones de euros (unos 241,47 millones de dólares), según datos oficiales.

Las exportaciones cubanas en ese ejercicio llegaron a 32,6 millones de euros (35,14 millones de dólares), principalmente en productos como miel, puros habanos, ron y zumos.

Las compañías alemanas enviaron a la isla fundamentalmente maquinaria y trigo por un valor ascendente a 191,3 millones de euros (unos 206,22 millones de dólares), lo que coloca a la isla en el lugar 101 entre las naciones importadoras del país europeo.

El programa de dos días del ministro alemán también incluyó este jueves reuniones con el canciller Bruno Rodríguez y con el ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo.

El primer ministro alemán de la cartera de Economía que visita Cuba en 15 años tiene previsto este viernes reunirse con los titulares cubanos de Energía y Minas, Alfredo López Valdés, y el de Industrias, Salvador Pardo Cruz.(1)EFE