Ministro Defensa indio descarta visita de paquistaníes a base aérea atacada

Ministro-Defensa-descarta-paquistanies-atacada_EDIIMA20160117_0021_4Nueva Delhi, 17 ene (EFE).- El ministro de Defensa indio, Manohar Parrikar, descartó que investigadores paquistaníes visiten la base militar india de Pathankot (norte), que fue atacada el pasado 2 de enero por supuestos extremistas de Pakistán en un asalto que dejó 13 muertos y 20 heridos.


“Nadie está viniendo. Nadie puede venir sin información para nosotros. Es más, India debería ser la autorizada a acceder a los lugares en Pakistán desde el que los asaltantes vinieron a nuestro país”, indicó Parrikar en declaraciones que recogen hoy los medios locales.

Las palabras del ministro se producen después de que el miércoles el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, anunciara la detención de varios miembros del grupo separatista cachemir Consejo de la Yihad Unida (UJC, siglas en inglés) y manifestara su intención de enviar un equipo de investigadores al lugar de los hechos como parte de su investigación.

Las autoridades paquistaníes mantienen además bajo custodia al líder del grupo Jaish-e-Mohammad, Masood Azhar, al que la India acusa de ser el cerebro del ataque a la base militar.

El portavoz de Exteriores indio, Vikas Swarup, respondió tras el anuncio de Sharif que la India extendería “toda su ayuda” a los investigadores paquistaníes.

El ataque a la base india se produjo apenas días después de la visita sorpresa del primer ministro indio, Narendra Modi, a Pakistán el 25 de diciembre en el primer viaje de un máximo mandatario de la India a ese país en once años.

Esa visita ratificó el cambio de rumbo de las relaciones entre los dos históricos rivales que en las últimas semanas han ido abriendo mecanismos de diálogo y de trabajo para superar sus discrepancias, especialmente sobre terrorismo y las aspiraciones de ambos sobre Cachemira, por la que han librado dos guerras.

Sin embargo, para Parrikar, la India fue atacada y Pakistán tiene grupos terroristas operando desde su territorio.

“Me quedo sin paciencia como ministro de Defensa y no podemos tolerarlo (estos ataques) más”, dijo durante un acto en Jaipur (norte).

El ataque a la base, situada en Punyab, estado fronterizo con Cachemira, región disputada por la India y Pakistán, comenzó el 2 de enero, cuando un grupo de seis atacantes logró acceder a la base abriendo un combate que duró cuatro días.(1)EFE