Ministro panameño de Seguridad será el demandante del Estado contra Odebrecht

Panamá, 14 feb (EFE).- El ministro de Seguridad Pública, Alexis Bethancourt, representará al Estado panameño como querellante en el proceso que adelanta el Ministerio Público (MP) en contra de Odebrecht por el pago de millonarios sobornos en el país, informó hoy el Gobierno.


La designación de Bethancourt fue avalada por el Consejo de Ministros con miras a presentar una querella, en una fecha no precisada, a fin de que las distintas instituciones que pudieran resultar afectadas formen parte del proceso a Odebrecht, colaboren activamente y recuperen fondos desviados, dijo un comunicado oficial.

El Gobierno anunció el pasado 24 de enero que se convertirá en querellante en la investigación que se hace en el país a Odebrecht por el caso de millonarios sobornos, para reclamar fondos públicos que pudieron haber sido usurpados.

Este mismo día, el MP informó de que formuló cargos por blanqueo de capitales a las primeras 17 personas vinculadas a los sobornos pagados de Odebrecht, que actualmente desarrolla proyectos de infraestructura en el país que superan los 3.000 millones de dólares y emplean a 8.000 personas.

Entre las personas requeridas se encuentran dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), Ricardo Alberto y Luis Enrique, su hermano, Mario Martinelli, y el exministro de Obras Públicas, Federico Suárez, de acuerdo con órdenes de conducción del MP filtradas a medios locales.

Odebrecht es la principal contratista del Estado en Panamá y según el Departamento de Justicia de Estados Unidos pagó 59 millones de dólares en sobornos a funcionarios panameños durante los años 2009 y 2014, cuando gobernó Martinelli.

El Gobierno del presidente Juan Carlos Varela vetó en diciembre pasado la participación de Odebrecht en nuevas licitaciones, hasta que resarza al Estado y colabore con las investigaciones judiciales.

La empresa se comprometió a pagar al Estado panameño “los primeros 59 millones de dólares” en concepto de fondo de garantía, según anunció el MP.

La multinacional brasileña alcanzó ya un acuerdo judicial con los Gobiernos de EE.UU., Brasil y Suiza para pagar multas que suman unos 2.047 millones de dólares. EFE