Ministros de Egipto y Sudán se reúnen para rebajar tensiones

El Cairo, 3 jun (EFE).- El ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Shukri, se reunió hoy en El Cairo con su homólogo sudanés, Ibrahim Gandur, y ambos aseguraron que están trabajando por reforzar las relaciones bilaterales a pesar de las recientes tensiones entre ambos países.

Shukri afirmó, en una rueda de prensa celebrada tras las conversaciones, que las relaciones entre los dos países seguirán siendo firmes y fuertes, “capaces de superar todo aquello que las intente inmutar”, según informó la agencia oficial de noticias, MENA.

“Trabajamos por que haya un diálogo sincero capaz de disolver cualquier malentendido”, agregó Shukri.

Gandur fue recibido hoy también por el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, al que entregó un mensaje del mandatario sudanés, Omar al Bashir, que aborda tanto medidas para fortalecer las relaciones bilaterales, así como algunas “preocupaciones”, las cuales no fueron detalladas por las partes.

El ministro sudanés dijo que, en el encuentro con Al Sisi, se abordaron asuntos económicos, sociales, culturales y de todos los ámbitos de coordinación a nivel bilateral, regional e internacional.

Al Sisi instruyó a ambos ministros a que celebren reuniones periódicas y ambas partes acordaron mantener contactos mensuales a niveles diplomáticos, militares y de seguridad.

La mayor fuente de tensión entre Egipto y Sudán es el territorio disputado del Triángulo de Halaib, que se encuentra bajo administración egipcia desde los años noventa.

Hace dos semanas Jartum acusó a Egipto de participar en un ataque perpetrado por movimientos rebeldes contra tropas gubernamentales en la región sudanesa de Darfur, escenario de un conflicto armado desde 2013, pero El Cairo negó esas alegaciones y aseguró que “nunca intervendrá en la desestabilización de Sudán”.

Las tensiones entre ambos países se ha elevado también por la decisión de Egipto de deportar a dos periodistas sudaneses, el pasado abril, y por la decisión de Jartum, la semana pasada, de prohibir la entrada de productos agrícolas y enlatados del país vecino alegando razones sanitarias. EFE