Ministros Energía América se reunirán en Chile para ver integración regional

 

Santiago de Chile, 24 ago (EFE).- La tercera reunión ministerial Alianza de Energía y Clima de las Américas (ECPA, por sus siglas en inglés) se realizará por primera vez en Chile el 7 y 8 de septiembre próximo para abordar la integración energética regional y sus desafíos en 25 países, informaron hoy fuentes oficiales.

La instancia presidida por el ministro de Energía de Chile, Andrés Rebolledo, repasará además “los elementos centrales para avanzar en el combate contra el cambio climático” a través del debate y el intercambio de ideas en la materia.

La reunión contará con la participación de 18 ministros de Energía, viceministros y otras autoridades gubernamentales, además del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y altos representantes de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), el Banco Mundial y el BID.

Entre las naciones que se congregarán en septiembre en la ciudad de Viña del Mar figuran Estados Unidos, Canadá, México, Argentina, Colombia, Perú, Brasil y Uruguay, entre otras.

Chile asumió en 2015 la presidencia pro témpore de la ECPA y con esta cita pone fin a su liderazgo en actividades y diálogos con los países de la región sobre cooperación energética, estrategias y acciones “para un desarrollo más limpio, seguro, eficiente, moderno y equitativo”.

“Hay un trabajo de prioridades entre países de la región, los que se inclinan por el avance de las energías renovables no convencionales y la eficiencia, además de estar preocupados por la movilidad a futuro”, señaló Rebolledo.

El ministro entregó este jueves a la prensa los detalles de esta próxima cumbre, que tiene como algunos de sus ejes principales la innovación, investigación, financiación y superación de la pobreza, en relación al desarrollo de energías.

Al encuentro asistirán también parlamentarios, académicos y representantes del sector privado, que tendrán la oportunidad de trabajar uno a uno con los ministros invitados.

“Esta es una iniciativa histórica para los Ministerios de Energía”, debido a que “no hay muchas instancias en América Latina que convoquen a estas autoridades”, dijo el titular.

Por esta razón, se aprovechará la cita para abordar los proyectos energéticos subregionales vigentes entre países como Chile, Perú y Argentina, además del vínculo entre este último con Brasil y Paraguay, con el objeto de explorar posibles nuevas alianzas en las Américas.

Otro tema “ineludible”, a juicio de Rebolledo, será el cambio climático y cómo este fenómeno impacta a la región.

“Chile aporta emisiones del 0,3 %, pero es de los más dañados por el cambio climático”, explicó a los periodistas, respecto de la importancia de este asunto para el país sudamericano.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, aseguró en noviembre pasado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Marruecos que su país “ha emprendido un ambicioso camino energético”, con la meta de abastecer el 70 % de su generación eléctrica con recursos renovables para el 2050.

Asimismo, Chile se comprometió en el Acuerdo de París a reducir sus emanaciones de dióxido de carbono en un 30 % a 2030.

La mandataria anunció que en la tercera reunión de ECPA se acordará un plan de acción conjunto destinado a avanzar en el objetivo de la transición energética en las Américas.

América Latina y el Caribe cuentan con el mayor potencial mundial para la explotación de energías renovables no convencionales. Chile, en particular, tiene la zona con la más alta radiación del planeta en el desierto de Atacama.

Los paneles solares y los aerogeneradores generan hoy el 7 % de la electricidad del país y representa el 44 % de la producción de energías limpias.

ECPA nació de una propuesta que Estados Unidos hizo en la Cumbre de las Américas en abril de 2009, celebrada en Trinidad y Tobago.

En esa ocasión, el entonces presidente Barack Obama (2009-2017) destacó que el hemisferio cuenta “con una plétora de recursos naturales que podrían hacer que la energía renovable fuese abundante y sostenible, generando a la vez empleos a los pueblos”. EFE