Inicio > Noticias > Deportes > Mirna López, una mujer chilena en el Hollywood del ciclismo

Mirna López, una mujer chilena en el Hollywood del ciclismo

Foto: EsCiclismo

David Ramiro

Villa San Agustín (Argentina), 30 ene (EFE).- Mirna López es la tesorera y delegada de la selección chilena. Con seis ciclistas a su cargo se encuentra en la Vuelta a San Juan, una competición que compara con el ‘Hollywood’ de este deporte al tener a sus muchachos cada día en la línea de salida junto a los mejores del mundo.

Mirna tiene 54 años y pertenece al histórico Club Ciclista Quinta Normal, de Santiago de Chile. Aunque es profesora de Primaria, y en marzo se reincorporará a su trabajo, el ciclismo es su pasión y lleva ligada a él de manera indirecta veinticinco años y diez dentro de su club.

“Llegué a la selección por mi cargo dentro de la Federación chilena. Soy la tesorera y llegamos a un acuerdo por el que cada director podía acompañar a sus ciclistas o delegaciones a un evento para ver cuáles eran las necesidades y hacer un informe”, confiesa a EFE Mirna.

“La idea es estar al servicio del ciclista, no vivir del ciclista, y conocer cuáles son los problemas y necesidades”, señala Mirna, una de las pocas mujeres vinculadas al ciclismo en su país y la única que se ve en San Juan acompañando desde un puesto técnico a un equipo.

“En Chile soy de las pocas mujeres dirigentes que hay y aquí soy como la madre de los chicos. La relación es muy buena”, confiesa sonriente Mirna, que acompaña al equipo que forman Diego Ferreyra, Felipe Peñaloza, Antonio Cabrera, Cristopher Mansilla, Ricardo Paredes y Edison Bravo.

Para Mirna, el ciclismo en Chile tiene lo más importante, que es la materia prima. “Tenemos buenos competidores, algunos compitiendo fuera del país, y otros dentro que están siendo seleccionados fuera”.

Aún así, en Chile “no se puede vivir del ciclismo” y el futuro pasa por tener más recursos para crecer. “Algunos reciben de parte del Gobierno una subvención, pero no es suficiente muchas veces porque el coste en tener una alimentación especial y en material es caro”, comenta.

“Además, salir a las competencias fuera es costoso y muchos ponen dinero de su bolsillo o tienen gente que les ayuda. Nadie puede vivir del ciclismo ahora. Yo no tengo remuneración, lo que gano es la posibilidad de estar aquí y servir a los chicos”, dice Mirna, profesora de 36 alumnos en un cuarto básico de Primaria.

A San Juan ha llegado el equipo chileno con las bicicletas personales de cada ciclista, algo que contrasta con las de los grandes equipos del circuito World Tour.

“Las bicicletas son de los chicos, que es uno de los puntos negativos, y tenemos que trabajar para lograr que ese material sea mejor”, señala.

“Tenemos un presupuesto bastante considerable, pero no lo suficiente para cubrir las necesidades del material. Se están haciendo todas las gestiones y se está dando la voluntad del Estado, del Ministerio del Deporte de Chile y del Comité Olímpico. Para Argentina fueron bastantes generosos con la ayuda y nos da una gran tranquilidad para no pensar si nos alcanzará o no”, apunta.

Para la selección chilena un ejemplo es la peruana, que también se encuentra en San Juan compitiendo. “Desde hace varios años están trabajando con su selección de manera sistemática y planificada y los resultados se notan”.

En la medida de sus posibilidades la selección chilena sale fuera de sus fronteras para competir, aunque no siempre es fácil. “Salimos en la medida que podemos y los proyectos se aprueban, pero no con la regularidad que uno quisiera para tener mejores resultados”.

“Los muchachos han salido a los Panamericanos y con sus clubes alguna vez. Por ejemplo Ricardo Paredes ha ido a la Vuelta a Costa Rica y si podemos iremos a los Juegos Panamericanos a Lima porque tenemos una plaza para diecisiete ciclistas”, destaca.

En San Juan la experiencia está siendo “muy buena”, pese a que la carrera es “muy exigente”. Uno de los puntos positivos es que los deportistas chilenos están pudiendo compartir kilómetros sobre la carretera con las mejores figuras del ciclismo mundial como el colombiano Nairo Quintana, el eslovaco Peter Sagan, el británico Mark Cavendish o el francés Julian Alaphilippe.

“Todos quieren sacarse las fotos con esos ciclistas. Es como sentirse en Hollywood. Participamos con una película latinoamericana frente a los grandes estrellas y los grandes directores”, señala Mirna, encargada también de dar los consejos a sus muchachos.

“A mis ciclistas les digo que lo importante es dar todo en la carrera, pero también evitar las caídas. La táctica y la estrategia se va dando según nos encontremos en carrera. Hoy en día estoy contenta porque, pese a que no podemos estar en los primeros lugares de la general, el promedio de tres ciclistas fue superior a los países de la zona en la crono y eso demuestra que hay potencia en el equipo”, declara.

Para Mirna es importante “agradecer el apoyo de la gente que entiende cuál es nuestra realidad”, aunque, con positivismo, espera que con nuevos recursos y experiencias como esta en Argentina el nivel del ciclismo chileno siga subiendo”. EFE