Mitad del transporte público es chatarra

  • Fuera de la normatividad por rebasar antigüedad establecida

Por. Martha Medina

A pesar de que se avanza en la renovación del transporte público urbano, aún existen 50 por ciento de unidades en las distintas modalidades que se encuentran fuera de la normatividad en cuanto a la antigüedad pues ya son obsoletas, señaló el subsecretario de Transportes y Movilidad del Estado, Jorge Campos Murillo.

Al referirse al trabajo que se realiza para mejorar la prestación del servicio de transporte público urbano, el funcionario puntualizó que uno de los temas en los que se trabaja es la renovación del parque vehicular que se tiene actualmente, pues reconoció que  hay muchas unidades que se encuentran fuera de la norma, debido a que tienen una antigüedad que excede la que establece la Ley de Transportes del Estado.

Se trata de una situación que se presenta en las distintas modalidades del servicio mencionado anteriormente, es decir tanto en el caso de taxis como de autobuses, aunque el problema es mayor en el caso de estos últimos, debido a que la renovación de las unidades se ha hecho de manera más lenta, pues los concesionarios argumentan que las tarifas que se aplican actualmente son insuficientes para cubrir el costo que tienen los autobuses nuevos.

Por lo que se refiere a los taxis, manifestó que en este caso la renovación vehicular se realiza de manera más ágil por parte de los concesionarios y con el apoyo de los sindicatos, además de que en el caso de las nuevas concesiones otorgadas a finales del 2018 para grupos vulnerables, estas fueron solamente para vehículos nuevos.

Al mismo tiempo, el subsecretario recordó que al inicio de la actual administración el rezago que se tenía en el parque vehicular era mayor, pues poco más del 70 por ciento de las unidades que prestaban el servicio de transporte público se encontraba fuera de la norma, porcentaje que a finales del 2018 se redujo a un 50 por ciento.

A pesar de este avance, Campos Murillo puntualizó que aún falta trabajo por hacer para mejorar el servicio de transporte público, pues la meta que se tiene es reducir el porcentaje de las unidades que no cumplen con las disposiciones que establece la ley con respecto a la antigüedad que deben tener los vehículos que se destinan a esta labor.