miércoles, julio 6, 2022
Inicio > Noticias > Internacional > Mohamed VI indulta a 16 rifeños del movimiento Hirak pero no a cabecillas

Mohamed VI indulta a 16 rifeños del movimiento Hirak pero no a cabecillas

Rabat, 12 may (EFE).- El rey Mohamed VI de Marruecos indultó hoy a 16 presos del movimiento contestatario rifeño Hirak con motivo de la fiesta del fin de ramadán, pero entre los beneficiados no figuran los cabecillas del movimiento, con Naser Zafzafi al frente.

El Ministerio de Justicia marroquí informó hoy en un comunicado de que un total de 810 presos en distintas cárceles marroquíes fueron indultados total o parcialmente en esta ocasión, entre los cuales figuran también personas condenadas en casos de terrorismo islamista.

Fuentes oficiales explicaron a Efe que además de los 16 indultados en el Hirak (condenados a penas muy largas, de entre 20 y 10 años de cárcel), también fue liberado un activista rifeño del movimiento del 20 de Febrero, la versión marroquí de la primavera árabe, y que estaba condenado a doce años de cárcel.

Los hoy indultados estaban recluidos en las cárceles de Alhucemas, Larache, Zayo y Nador, explicaron las fuentes, que añadieron que actualmente quedan en la cárcel siete activistas del Hirak, uno en Alhucemas y el resto internados en la cárcel de Tánger. Entre estos últimos se encuentra Zafzafi -que hace unos días acaba de renunciar a liderar el movimiento-, junto a otros rostros más conocidos del Hirak rifeño como Mohamed Jelloul y Nabil Ahemjik.

Los presos rifeños fueron indultados gracias a los esfuerzos de mediación llevados a cabo en los últimos años por el Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH, oficial de carácter consultivo).

El 29 de julio de 2020 con motivo de la Fiesta del Trono, el monarca indultó a 14 presos rifeños, y previamente también había ido indultando en momentos distintos a otros grupos de militantes del Hirak, en respuesta a una reivindicación manifestada incluso por los partidos políticos más oficialistas.

Las protestas sociales del Rif estallaron en octubre de 2016 tras la muerte de un vendedor de pescado que quedó aplastado dentro de un camión de basura al que las autoridades habían arrojado la mercancía que le había sido confiscada.

Las revueltas que siguieron a ese incidente, que representaron uno de los momentos más críticos del reinado de Mohamed VI, llevaron a las cárceles a 480 personas, de las que una parte han ido cumpliendo sus condenas, otros han sido beneficiarios de varios indultos y otros, por último, han terminado en el exilio, siendo estos los únicos que aún ejercen un activismo por la causa rifeña. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: