Mónica Itzel Díaz Tremillo y Marco Gustavo Valenzuela Zepeda consagraron su amor ante Dios

Después de consolidar una bonita relación llena de cariño y amor la feliz pareja conformada por la encantadora Mónica Itzel Díaz Tremillo y el apuesto Marco Gustavo Valenzuela Zepeda decidieron contraer matrimonio y dar este gran paso en sus vidas.

La pareja eligió como lugar para su conmovedor enlace matrimonial el altar del Templo de San Juanita de los Lagos, en donde se juraron amor eterno teniendo como testigos a familiares y amigos, los cuales se dieron cita para ser parte de esta romántica alianza de amor.

Acompañándolos en las primeras bancas del recinto estuvieron sus respectivos padres los señores Juan Pedro Díaz Rodríguez y María Teresa Tremillo Alvarado, por parte de ella, y de él los señores Jesús Gustavo Valenzuela y María Magdalena Zepeda, quienes se notaron felices por esta decisión en la vida de sus hijos.

Durante la homilía, el sacerdote oficiante compartió con la pareja, familia e invitados un bonito mensaje, a través del cual les habló sobre el amor, la unión, la familia y Dios, también les hizo una invitación para que compartan siempre su existencia, rogando al Señor que los llene de bendiciones y sabiduría además de que les mencionó la importancia del matrimonio en estos tiempos donde “necesitamos creer en el amor para toda la vida”.

Entre los padrinos que la feliz pareja eligió para esta gran ocasión se encontraron lo señores Jesús José Díaz Rodríguez y Beatriz Jurado Soria, además de Jessica Tremillo y Agustín Vázquez, quienes fungieron como padrinos de anillos y lazo, respectivamente.

Posteriormente a la ceremonia religiosa se ofreció una espléndida recepción en  salón de eventos “La Palapa” hasta donde se dieron cita los invitados y familiares de la pareja, quienes los colmaron de felicitaciones y buenos deseos.

Durante la celebración los presentes degustaron de un delicioso menú así como de algunas refrescantes bebidas, las cuales fueron elegidas para esta gran ocasión.

Los ahora esposos lucieron radiantes y felices todo el tiempo compartiendo tiernas miradas y sonrisas, las cuales revelaban el profundo amor que sienten el uno por el otro.

La feliz pareja pasó al centro de la pista para bailar su primer vals ya como marido y mujer, para posteriormente todos los asistentes elevar sus copas y brindar por el sincero y duradero amor de los nuevos esposos.

Sin duda fue una gran noche la que vivieron Mónica Itzel y Marco Gustavo, ya que su boda estuvo llena de hermosos detalles, los cuales se quedarán por siempre en su memoria.

¡Enhorabuena!