Moon podría unirse a Kim y Trump en Singapur para celebrar cumbre trilateral

diariocorreo.pe

Seúl, 28 may (EFE).- El presidente surcoreano, Moon Jae-in, podría viajar a Singapur en junio para celebrar una cumbre trilateral con el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de EEUU, Donald Trump, según la oficina presidencial en Seúl.

Si se realizara el viaje sería en torno al 12 de junio, cuando está prevista la cumbre bilateral entre Kim y Trump para tratar la posible desnuclearización norcoreana, confirmó a Efe un portavoz presidencial, añadiendo que la decisión dependerá de las actuales conversaciones que mantienen Washington y Pyongyang.

“De momento estamos considerando la posibilidad (de que Moon viaje a Singapur), pero básicamente depende del resultado de las actuales conversaciones”, explicó.

Un equipo de funcionarios de EEUU está participando en reuniones con representantes del régimen hasta el martes en Corea del Norte con la intención de organizar la esperada cumbre entre Trump y Kim, después de que el presidente de EEUU la cancelara el pasado jueves y se retractara tras un intercambio de mensajes conciliadores.

En el encuentro participan Sung Kim, un ex embajador de Estados Unidos en Corea del Sur y ex negociador nuclear con Corea del Norte, y Choe Son-hui, viceministra de Exteriores norcoreana que también participó en las conversaciones sobre desnuclearización con Washington de las dos pasadas décadas.

La idea de una cumbre trilateral ya fue planteada por Moon antes incluso de que se celebrara su primera cumbre con Kim el pasado 27 de abril.

Este domingo volvió a sacar a relucir esta posibilidad al explicar a la prensa los resultados de su segunda cumbre con Kim, celebrada en la frontera por sorpresa el día anterior.

En caso de producirse, la cumbre trilateral podría girar en torno a las medidas para garantizar la seguridad del régimen y la posible firma de un tratado de paz multilateral que ponga fin al estado de guerra en la península.

Ayer mismo, Moon insistió en que Kim realmente está interesado en que Washington pueda plantearle medidas reales para garantizar la supervivencia del régimen que lidera. EFE