Morales lamenta el fallecimiento de exdiputado guatemalteco preso por lavado

YVKE Mundial

Guatemala, 6 ago (EFE).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, lamentó hoy el “sensible fallecimiento” del exdiputado Manuel Barquín, detenido en marzo de 2017 por su supuesta participación en un caso de lavado de dinero y de financiación electoral ilícita.

“El presidente Jimmy Morales se solidariza con su esposa, hijos y demás familia, pidiendo a Dios que les dé fortaleza y resignación ante tan irreparable pérdida”, aseguró el Gobierno de Guatemala en un breve comunicado.

El exparlamentario falleció este lunes a las 13.06 hora local (19.06 GMT) en el área de Cuidados Críticos a causa de una fibrosis pulmonar que padecía desde hacía unos 9 años por lo que fue intubado el pasado viernes.

Barquín fue diputado de 2004 a 2016 (tres legislaturas) por los partidos Gran Alianza Nacional (GANA), Partido Patriota (PP) y Libertad Democrática Renovada (Líder), además de haber sido alcalde en el municipio La Libertad (Petén), departamento donde también fue gobernador.

Debido a su estado de salud, su defensa había solicitado en varias ocasiones medidas sustitutivas (como arresto domiciliario), un hecho que este lunes ha sido discutido en la sesión de jefes de bloque del Congreso de Guatemala, donde se denunciaron violaciones a los derechos humanos con el abuso de la prisión preventiva.

Barquín, acusado de financiación electoral ilícita, peculado, tráfico de influencias y asociación ilícita, estaba en prisión preventiva desde su detención por participar en el caso “Lavado y Política”, descubierto por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci).

De acuerdo con las investigaciones, la estructura criminal que era dirigida por Francisco Edgar Morales Guerra, alias “Chico Dólar”, detenido en 2015, operó en el departamento suroriental de Jutiapa entre 2008 y 2011.

La organización, que encabezaba Morales, recolectaba dinero por medio de particulares y lo introducía a los bancos del sistema guatemalteco a través de 200 empresas ficticias y testaferros, y luego los recursos pasaban a cuentas personales.

Según la Cicig, los fondos recolectados eran transferidos a cuentas en Estados Unidos, China, Hong Kong, Taiwán, Corea del Sur, Islas Caimanes, Francia, Turquía, Colombia y Brasil aparentando que provenían de transacciones comerciales.

El exdiputado, cuya salud se vio agravada en las últimas semanas, prestó sus oficinas y sus colaboradores en el Congreso para que asesoraran, apoyaran y trasladaran documentación a Morales, dice la investigación, que documentó más de 686 transferencias del exterior por al menos 33 millones de dólares. EFE