Morales pide a oposición “dar paso a una tregua” y anteponer demanda por mar

El Nuevo Diario

La Paz, 11 mar (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió hoy a la oposición boliviana “dar paso a una tregua” y anteponer la demanda marítima contra Chile en La Haya por encima de “cualquier diferencia ideológica o programática”.

“Para lograr nuestro retorno al mar con soberanía exige actuar sin divisiones y con unidad”, escribió el mandatario en su cuenta oficial de Twitter.

Es así que Morales convocó a la oposición boliviana a “priorizar #MarParaBolivia”

Bolivia y Chile están enfrentados desde 2013 en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya (Países Bajos) por una demanda presentada por el Gobierno de Morales para que este alto tribunal obligue a Chile a sentarse a negociar la restitución del acceso soberano al océano Pacífico perdido en una guerra en 1879.

Entre el 19 y 28 de marzo, Bolivia y Chile defenderán sus argumentos en las audiencias orales en la CIJ de La Haya que constituye una de las últimas etapas de litigio antes de la sentencia de la corte, que se espera para fines de este año.

El Gobierno de Bolivia invitó a expresidentes y excancilleres del país, entre ellos opositores al mandato de Morales, a sumarse a la comitiva que acompañará el próximo 19 de marzo en el inicio de los alegatos orales.

Esta semana, el expresidente Jaime Paz Zamora (1989-1993) anunció que no viajará con la delegación y el Gobierno boliviano interpretó esto como un desaire a la unidad nacional en torno a este tema.

El sábado en Bolivia se desplegó la bandera de reivindicación marítima en una carretera entre las ciudades andinas de Oruro y La Paz de 196,5 kilómetros, que es parte de las actividades programadas por el Gobierno boliviano para acompañar el desarrollo de los alegatos orales.

Morales destacó la unidad y el compromiso del pueblo boliviano al ver la bandera de récord mundial.

Hoy, el presidente boliviano se encuentra en Valparaíso para participar del acto de investidura de su homólogo chileno, Sebastián Piñera. EFE