Moreira deja abierta la posibilidad de un regreso político al volver a México

humberto-moreira-1México, 3 feb (EFE).- El expresidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y exgobernador mexicano Humberto Moreira dejó abierta la posibilidad de regresar a la política al llegar hoy a México procedente de Madrid, luego de que un juez de la Audiencia Nacional española levantara las medidas cautelares en su contra.

Interrogado por periodistas sobre la posibilidad de que regrese a la política, Moreira replicó con un “pues no sé”, antes de abordar un automóvil negro en compañía de familiares en el estacionamiento del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Previamente, al leer un comunicado en la sala de llegadas internacionales del aeropuerto después de que su avión aterrizara alrededor de las 19.45 hora local (01.45 GMT del jueves), Moreira destacó que el auto de libertad dictado por el juez español Santiago Pedraz señala que “no hay acto alguno que denote la comisión o siquiera la preparación de delito alguno” por su parte.

“Ahora el Gobierno de España emite que no hay querella alguna, ni por el Gobierno de Estados Unidos”, agregó en una improvisada y tumultuosa conferencia de prensa, rodeado por reporteros y de otras personas, algunas de las cuales le gritaron “¡Ratero!” (ladrón).

Al preguntársele si las acusaciones en su contra mancharon su honor, contestó: “Sí, claro. Lo mancharon y me hicieron un daño irreparable. Tomaré cartas en el asunto más adelante”.

El juez Pedraz levantó el martes las medidas cautelares que impuso a Moreira, quien fuera gobernador del norteño estado mexicano de Coahuila de diciembre de 2005 a enero de 2011 y presidente del PRI de marzo a diciembre de 2011.

Humberto Moreira ingresó en prisión preventiva el pasado 15 de enero y permaneció en la cárcel una semana, hasta que le tomó declaración Pedraz, quien decidió dejarle en libertad por no hallar indicios de delitos de blanqueo u “operaciones relacionadas con organización criminal alguna”.

El juez explicó que en las conversaciones telefónicas intervenidas a Moreira, durante su estancia en España, no se encontró rastro de esos delitos.

La investigación comenzó en 2013 cuando la justicia estadounidense, que investigaba a Moreira por blanqueo y malversación, pidió a la española varias diligencias, entre ellas la intervención del teléfono del político mexicano, quien se encontraba cursando un máster en Barcelona.

Tras haber recogido en la Audiencia Nacional su pasaporte, que le había sido retenido, Moreira declaró el martes sentirse “muy contento, muy tranquilo y muy en paz”. EFE