Moschetti se impone al esprint en Castrojeriz en la segunda etapa

Zikloland

Castrojeriz (Burgos), 8 ago (EFE).- El corredor del conjunto Polartek Matteo Moschetti se ha llevado la segunda etapa de la Vuelta Ciclista a Burgos al imponerse en el esprint en Castrojeriz, en una etapa dedicada al Camino de Santiago que partió desde Belorado y que ha propiciado un cambio de líder, Yon Aberasturi.

La segunda jornada deja un cambio de líder, un maillot morado que ahora tiene en su poder Aberasturi pero que está abierto a lo que suceda de aquí al final, sobre todo a partir de la etapa de este jueves, cuando tendrá lugar una de las etapas estrella con la ascensión, desde Sedano, al Picón Blanco, puerto de categoría especial tras una marcha de 150 kilómetros.

Como ya ocurriera en la primera jornada de carrera, desde muy pronto comenzaron los primeros ataques y destacó una fuga de seis corredores -Jeremy Cornu, Juan López-Cozar, Egoitz Fernández, Thibaut Guarnelec, Jesús Ezquerra y Alejandro Ropero-, que ya a su paso por Praduluengo, apenas disputados 11 kilómetros, habían abierto un hueco de 2,40 minutos.

Sin cambios en la carrera, se llegó al puerto de Valmala, de tercera categoría, que coronó en primer lugar López-Cozar, y poco después la Meta Volante de la localidad de Atapuerca, en cuyo esprint se impuso Egotiz Fernández, mientras por detrás tiraba el conjunto del líder, el Androni Giocatto.

La fuga se mantuvo por encima del minuto y medio al paso por la segunda Meta Volante, en Sotopalacios, que de nuevo se llevó López-Cozar, sin que el pelotón, donde el Euskadi Murrias trataba de imponer su ritmo, terminara de saltar para buscar una reducción drástica de las diferencias, conscientes de que aún quedaban unos 50 kilómetros de carrera.

Egoitz Fernández se impuso en el último esprint intermedio, a falta de 30 kilómetros de meta, y a partir de ese momento comenzaron a disminuir las diferencias con el grupo principal, siendo el Androni quien trabajaba a destajo para controlar la carrera, siempre marcando el ritmo del pelotón.

Como cabía esperar, la fuga fue perdiendo fuerza progresivamente a medida que se acercaban a la meta de Castrojeriz y a falta de algo más de 15 kilómetros, los seis escapados fueron absorbidos por un pelotón en el que los diferentes equipos empezaron a trazar sus estrategias para luchar por el triunfo de etapa.

En ese periodo de tregua, el Movistar y el Caja Rural eran los que más se dejaban ver por la cabeza de carrera, si bien al entrar en los últimos dos kilómetros, los más rápidos del pelotón se iban abriendo hueco para lanzar definitivamente el esprint.

En la ‘volata’, Jon Aberasturi parecía el más rápido por el centro del grupo, pero el joven Matteo Moschetti estuvo finalmente más listo y por la derecha llegó como una bala para alzarse con la etapa. EFE