Movimientos sociales de Nicaragua apoyan el paro nacional contra Ortega

Managua, 13 jun (EFE).- La Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de la Sociedad Civil anunció hoy su apoyo al paro nacional de este jueves en Nicaragua, que busca presionar al presidente Daniel Ortega a dialogar sobre la “democratización” del país, sumido en una crisis que ha dejado al menos 154 muertos.

La organización, que aglutina a más de 100 movimientos feministas, estudiantiles y de derechos humanos, entre otros, emitió un comunicado en el que “ve con beneplácito y espíritu patriótico y pacífico la realización este jueves de un paro nacional de 24 horas, convocado por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia”.

La Articulación ya había llamado a un paro nacional a inicios de junio, pero no tuvo éxito, debido a la falta de apoyo del sector privado y el temor de la población a perder sus puestos de trabajo.

En esta ocasión la Alianza Cívica garantiza un impacto, debido a que está conformada por las principales cúpulas empresariales de Nicaragua, así como por la sociedad civil, campesinos y estudiantes.

Además de mostrar su apoyo, la Articulación recomendó a la población aprovechar las horas de paro para “fortalecer la organización” en las comunidades, con la creación de comités de “logística, abastecimiento, salud, defensa, seguridad y comunicación”.

También llamaron a abastecer a erigir y reforzar los tranques (bloqueos de vías), realizar cacerolazos, realizar manifestaciones “rápidas”, así como proteger los comercios “para que no sean saqueados por turbas orteguistas y fuerzas parapoliciales que reprimen a la ciudadanía”.

Este miércoles se cumplen en Nicaragua 57 días de la crisis sociopolítica más sangrienta desde los años de 1980, con Ortega también como presidente.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción. EFE