Inicio > Noticias > Internacional > Mozambique elige a su presidente en un día tranquilo sin graves incidentes

Mozambique elige a su presidente en un día tranquilo sin graves incidentes

Adérito Caldeira

Maputo, 15 oct (EFE).- Mozambique acudió hoy a las urnas para elegir a su próximo presidente en una jornada tranquila, pese a la denuncia de algunos intentos aislados de fraude, mientras que la que la oposición ya advirtió de que no aceptará “resultados manipulados”.

El presidente del país, Filipe Nyusi, al frente del gobernante Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo) y gran favorito en las encuestas, votó acompañado de su mujer poco después de la apertura de los colegios electorales a las 07.00 hora local (05.00 GMT) en la Escuela de Secundaria Josina Machel, en Maputo.

Tras depositar su voto, Nyusi recalcó la importancia de que el país continúe caminando con “un espíritu pacífico” y recordó que se trata de los comicios con más observadores (nacionales e internacionales) de la historia de Mozambique, pues participan unos 40.000 representantes de diferentes misiones, como la del Instituto Electoral para la Democracia Sostenible en África y la Unión Europea, entre otras.

Por su parte, el principal rival de Nyusi en su reelección, el candidato de la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo), Ossufo Momade, votó un par de horas más tardes en su ciudad natal, Isla de Mozambique, en la parte norte del país.

A la salida del colegio electoral, Momade advirtió, en declaraciones a la prensa, de que “jamás” aceptará unos “resultados manipulados”.

“Pedimos a la población mozambiqueña que no se deje intimidar por el despliegue militar movilizado en varias partes del país. Este es un proceso democrático, es una fiesta, (y) el pueblo es el que tiene el poder”, declaró el líder opositor, quien además presentó a los periodistas varias papeletas encontradas en manos de un votante, a su juicio, para favorecer a Frelimo y a sus candidatos.

“Si se manipulasen los resultados nunca podríamos aceptarlo, y estaremos dispuestos a hacer cualquier cosa que nos pida el pueblo. Un ciudadano fue descubierto con papeletas (irregulares). Eso no es una democracia, eso fue lo que causó hostilidades militares en el pasado”, continuó Momade.

El rechazo por parte de la Renamo de los resultados de las anteriores elecciones en 2014, que ganó Nyusi, provocaron la reanudación de un conflicto armado que data de hace más de 40 años entre Frelimo -que gobierna desde la independencia de Portugal en 1975- y Renamo.

Para poner fin al conflicto, Nyusi y Momade firmaron el pasado agosto un nuevo acuerdo de paz en el que acordaban acatar los resultados electorales, entre otros asuntos.

Casi 13 millones de votantes estaban llamados este martes a ejercer su derecho al voto, en las sextas elecciones presidenciales y legislativas y las primeras provinciales del país.

Uno de estos votantes, Fevereiro Juliao Nhampossa, después de votar en la escuela de primaria del Noroeste, en Maputo, se mostró feliz por ejercer su derecho democrático “en el día D” en el que puede elegir a sus líderes.

Las elecciones se celebraron bajo el temor de que la inseguridad a causa de un nuevo grupo yihadista en el norte -llamado Al Shabab, aunque no guarda relación con la organización terrorista homónima de Somalia- no permitiese el correcto desarrollo de la jornada en algunas provincias, así como por la existencia aún de campos de desplazados tras el paso de dos graves ciclones este año.

El director de la Secretaría Técnica de Administración Electoral (STAE), Felisberto Naife, explicó a la prensa que de los 20.570 centros de votación previstos consiguieron funcionar 20.162, con solo siete que no han abierto en la provincia norteña de Cabo Delgado, donde se ceba la amenaza de Al Shabab.

De hecho, no pudieron votar unos 5.400 electores desplazados por la violencia yihadista en esa zona.

La mayoría de los colegios abrieron a tiempo y se apreciaron largas colas en muchos de ellos, hasta el punto de que hubo electores que guardaron cola desde las 4 de la madrugada.

No se sabe aún cómo se traducirá esa amplia presencia de votantes en los datos oficiales de participación electoral, que fue de menos de la mitad del censo en los dos últimos comicios generales.

Durante la jornada también se han vivido algunos incidentes aislados, como bloqueos a misiones de observación locales en las provincias de Gaza (sur), Zambezia y Tete (centro), bastiones del oficialismo.

Y la misión del Centro de Integridad Pública, la organización de la sociedad civil más antigua del país, denunció que han encontrado a ciudadanos en estas zonas llevando urnas rellenas con papeletas del Frelimo, en blanco o con papeletas adicionales.

En la STAE admitieron algunos de estos sucesos, pero Naife se negó a comentarlos.

El cierre de los colegios estaba previsto oficialmente a las 18.00 hora local (16.00 GMT), pero aún se podían observar a esa hora largas colas en muchos de los colegios de la capital mozambiqueña.

Estos decisivos comicios se producen tan solo dos meses después de que Nyusi y Momade firmasen el nuevo acuerdo de paz, el tercero desde el final de la guerra civil (1977-1992), que causó un millón de muertos.

Sin embargo, la desmovilización y reintegración del brazo armado de la Renamo todavía no se ha completado, por lo que algunos temen posibles brotes de violencia postelectoral, como ya sucedió tras la derrota del partido opositor en las elecciones de 2014.

La Comisión Nacional Electoral tiene ahora 15 días para divulgar los resultados de los comicios, en los que además de elegir al presidente de la República -en una única vuelta si uno de los cuatro candidatos obtiene más de la mitad de los sufragios- también se vota a 250 diputados de la Asamblea nacional (Parlamento) y a 794 miembros de las asambleas provinciales. EFE