Inicio > Noticias > Internacional > Muere a los 95 años Oriol Bohigas, artífice del urbanismo barcelonés moderno

Muere a los 95 años Oriol Bohigas, artífice del urbanismo barcelonés moderno

Barcelona, 1 dic (EFE).- El arquitecto español Oriol Bohigas, uno de los principales impulsores del urbanismo barcelonés moderno, ha fallecido este martes a los 95 años al agravarse su estado de salud, afectada por la enfermedad de Parkinson desde 2015.

Desde el ayuntamiento de la capital catalana, Bohigas rediseñó el espacio urbano de una Barcelona que había sufrido una expansión caótica durante la posguerra y la preparó para la transformación urbanística que propiciaron los Juegos Olímpicos de 1992.

Con los arquitectos Josep Maria Martorell y David Mackay formó el estudio arquitectónico MBM Arquitectes, que durante los últimos 45 años realizó más de 500 proyectos de arquitectura, urbanismo y diseño.

Durante su vida, Bohigas estuvo también muy vinculado al mundo de la cultura, y así fue miembro fundador del grupo editorial Edicions 62, presidente de la Fundació y presidente del Ateneu Barcelonés, además de ser un destacado miembro de la ‘Gauche Divine’ barcelonesa en los años 60 del pasado siglo.

Bohigas nació en Barcelona el 20 de diciembre de 1925, en el seno de una familia de intelectuales de la burguesía media catalana. Su padre fue secretario técnico del Museo de Arte de Cataluña, el antecesor del actual MNAC.

En 1951, obtuvo el título de arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona y formó con otros arquitectos el “Grupo R”, la primera plataforma pública de la arquitectura moderna y racionalista en la Barcelona de posguerra.

Ese mismo año se asoció con Josep Maria Martorell y en 1962 con David Mackay, formando el estudio arquitectónico MBM Arquitectes, que durante los últimos 45 años ha realizado más de 500 proyectos de arquitectura, urbanismo y diseño.

En 1963 obtuvo el título de doctor arquitecto y al año siguiente se incorporó como profesor a la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, mientras en 1977 fue elegido director de la ETSAB, cargo que abandonó en 1980 cuando entró en el consistorio barcelonés.

Ese año fue nombrado delegado de los Servicios de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona (1980-1984) y después, como consejero urbanístico del consistorio, impulsó la política de renovación de Barcelona que desembocó en la elección de la capital catalana como sede de los Juegos Olímpicos de 1991.

Bohigas fue el encargado del proyecto de la Villa Olímpica para Barcelona 92 junto con los arquitectos David McKay y Albert Puig Domenech, y para la Exposición Universal de Sevilla de 1992, diseñó el Pabellón del Futuro.

La sede de la Editorial Destino en Badalona (1967), la Escuela Thau en Barcelona (1974), un edificio de viviendas en la Kochstrasse de Berlín (1992), el edificio de oficinas Palau Nou de la Rambla en Barcelona (1993), la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona (2001), la ampliación de El Corte Inglés (2004) de la Plaza Catalunya, el Tecnocampus de Mataró (2011) y el edificio del Museo del Diseño de Barcelona DHUB (2013) son algunos de sus proyectos.

Bohigas, que en los 60 formó parte de la ‘Gauche Divine’, fue siempre un patricio vinculado a la cultura local, y así fue miembro fundador del grupo editorial Edicions 62, que presidió de 1975 a 1999, presidente de la Fundació Miró entre 1981 y 1988, y presidente del Ateneu Barcelonés desde 2003 hasta 2011, cargo desde el que impulsó la restauración del edificio y mejora de sus equipamientos. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: