Inicio > Noticias > Internacional > Muere el rockero brasileño Serguei a los 85 años

Muere el rockero brasileño Serguei a los 85 años

Río de Janeiro, 7 jun (EFE).- El cantante brasileño Serguei, uno de los mayores símbolos del rock en el país, falleció este viernes a los 85 años en Río de Janeiro, en el Hospital Zilda Arns, en el que estaba ingresado desde hacía más de un mes y seguía un tratamiento contra el Alzheimer.

El “abuelo” del rock brasileño había sido internado a causa de deshidratación, desnutrición e infección urinaria, según informan medios locales.

El cantante y compositor, que inició su carrera en 1966 con el lanzamiento de “Yo no vuelvo nunca más”, es una leyenda viva del rock brasileño y una de sus anécdotas más conocidas es su supuesto romance con Janis Joplin.

Serguei lanzó el primero de sus diez discos en 1966 y era un veterano de festivales, participó en Woodstock en 1969 y fue uno de los artistas de la segunda y tercera ediciones de Rock in Rio (1991 y 2001).

Fue el músico quien abrió la segunda edición del festival en el estadio Maracaná y en la tercera, animó al público con una interpretación de “Satisfaction” de los Rolling Stones.

Defensor del rock como “una cultura, un estilo de vida y una actitud”, se mostraba crítico con el festival Rock in Rio, al considerar que se había perdido su espíritu original y convertido en un espectáculo comercial con poco rock.

El artista, conocido por muchos como el “dinosaurio” del rock, tenía una casa en Saquarema, una ciudad costera a 80 kilómetros de Río de Janeiro, que se convirtió en un museo del rock en el que destacaban sus discos y muchos de sus recuerdos y en ella hacía de guía de museo para cientos de fans y visitantes.

Sérgio Augusto Bustamante fue auxiliar de vuelo de la desaparecida aerolínea Varig en el gigante sudamericano antes de marcharse a Estados Unidos para iniciar su carrera musical.

Serguei tenía una personalidad extravagante y se caracterizaba por una “actitud rockera”; en 1967, en plena dictadura brasileña, el artista escaló una estatua en el centro de Río de Janeiro como acto de revolución para gritar “vivas” al rock y a la libertad de opinión. EFE

%d bloggers like this: