Muere en prisión exdecano de Medicina de la Universidad pública de Guatemala

Guatemala, 11 jun (EFE).- El exdecano de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Jesús Arnulfo Oliva Leal, quien enfrentaba proceso por un caso de corrupción en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), falleció hoy a causa de un aparente suicidio, dijo uno de sus abogados.

Oliva se encontraba bajo tratamiento por depresión crónica, ataques de ansiedad, miedo e ideas suicidas en el Hospital de Salud Mental Federico Mora.

Según el portavoz del Sistema Penitenciario, Rudy Esquivel, Oliva fue hallado “sin signos vitales” en el lugar donde se encontraba recluido en la cárcel de Mariscal Zavala, la misma donde permanece el expresidente Otto Pérez Molina.

Su abogado, Luis Mérida, comentó a la prensa local que ni el tribunal ni los jueces “se percataron de la gravedad del estado de Oliva, a pesar de que existían informes médicos legales y hoy tenemos ese desenlace”.

Con la muerte de Oliva suman dos fallecidos durante el caso conocido como IGSS-Pisa, pues en septiembre de 2016 murió el exrepresentante del Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala ante la junta directiva del IGSS, Erwin Raúl Castañeda Pineda, por problemas cardiorespiratorios.

En el caso IGSS-Pisa, destapado a mediados del año 2015, también está involucrado el expresidente del IGSS y exsecretario privado del expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015), Juan de Dios de la Cruz Rodríguez López, así como el entonces director del estatal Banco de Guatemala Julio Suárez Guerra.

Oliva también integraba la junta directiva como representante de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Carlos y fue procesado junto a Rodríguez y otras 20 personas desde febrero de 2016, sin resolverse aún si deberían enfrentar o no juicio oral y público.

Los procesados están acusados de participar en la adjudicación anómala en diciembre de 2014 de un contrato del IGSS a la empresa farmacéutica Droguería Pisa, por 15 millones de dólares.

Al menos 22 de 104 pacientes remitidos por Pisa fueron infectados al cambiarles el catéter de la diálisis peritoneal. EFE