Muere un manifestante y varios más resultan heridos en las protestas de Sudán

Foto de archivo

Jartum, 6 abr (EFE).- Al menos un manifestante murió hoy y varios resultaron heridos durante las manifestaciones multitudinarias celebradas en Sudán para pedir la renuncia del presidente, Omar al Bashir, informó la Policía.

La víctima se encontraba en una manifestación en la avenida Al Arbaín, de la ciudad de Um Durman, que está separada de Jartum por el río Nilo.

“Oficiales de Policía registraron en la noche de hoy la muerte de un ciudadano durante las protestas en la avenida Al Arbaín de Um Durman. Además varios ciudadanos y varios policías resultaron heridos”, afirmó en un comunicado el portavoz de la Policía, general Hashim Ali Abulrahim.

El Comité Central de Médicos de Sudán, de tendencia opositora, informó de la muerte del médico de laboratorio Moez Ataya Musa debido a las heridas sufridas durante una protesta en Um Durman.

“La matanza de manifestantes pacíficos de nuestra patria no hará sino aumentar esta revolución victoriosa”, dijo el grupo en su página de Facebook.

Con esta muerte, la Policía sudanesa ha reconocido la muerte de 32 personas desde el inicio de las protestas, el pasado 19 de diciembre, pero los grupos opositores y ONG de derechos humanos elevan esa cifra a más de 50.

Este sábado se registró uno de los días de protestas más multitudinarias desde que comenzó la ola de manifestaciones contra Al Bashir.

La protesta más numerosa, en la que participaron miles de personas, se registró frente al cuartel general del Ejército, en Jartum, donde los manifestantes pidieron el apoyo de los militares para derrocar a Al Bashir, que está en el poder desde 1989.

Las manifestaciones fueron dispersadas con gases lacrimógenos por la Policía y por el Ejército, mientras que decenas de personas fueron detenidas hoy en varios puntos de Jartum.

Para intentar contener las protestas, Al Bashir decretó el estado de emergencia el pasado 22 de febrero y prohibió expresamente cualquier manifestación no autorizada, algo que no ha conseguido frenar las protestas. EFE