Inicio > Noticias > Internacional > Mueren 3 niños indígenas en 3 días en Argentina por problemas de nutrición

Mueren 3 niños indígenas en 3 días en Argentina por problemas de nutrición

Buenos Aires, 27 mar (EFE).- Dos niños de un año y una niña de cinco fallecieron en tres días en la comunidad indígena wichi de la norteña provincia argentina de Salta por problemas relacionados con la crisis nutricional que experimentan los pueblos originarios de la zona, informaron este viernes a Efe fuentes del Gobierno salteño.

“Son muertes relacionadas a la situación que pasa en el norte, de la falta de agua y de saneamiento”, dijo la subsecretaría de Medicina Social del Ministerio de Salud de Salta, Gabriela Dorigato, mientras que el cacique -líder- de la comunidad wichi Kilómetro 5 Fwolit de Tartagal (Salta), Modesto Rojas, aseguró a Efe que se trató de “desnutrición”.

La niña y uno de los bebés eran hermanos que pertenecían a la comunidad wichi de Vertiente Chica, mientras que el otro pequeño vivía en el asentamiento La Curvita.

VERSIONES DIFERENTES

Según el Gobierno salteño, uno de los niños presentaba peso “normal” pero una diarrea con vómitos que duró varios días le bajó bastante de peso, y el otro “tenía un peso que no estaba del todo ideal pero no estaba bajo”, pero los mismos síntomas le provocaron la muerte.

El Ejecutivo provincial sostuvo que en el caso de la niña, esta sí presentaba un cuadro de desnutrición.

Sin embargo, para Rojas, en los tres casos “los chicos murieron por desnutrición” y consideró que desde el Gobierno salteño “ocultaron” las muertes de otros niños cuando perecieron.

LA CRISIS DEL CORONAVIRUS EMPEORA LAS COSAS

A principios de febrero, representantes de diversos organismos internacionales, como las Naciones Unidas y la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, visitaron la provincia argentina de Salta (norte) para tratar la emergencia sociosanitaria que vive este distrito y la desnutrición de las comunidades indígenas wichi.

La región se mantiene en alerta por la muerte de varios niños de la comunidad indígena durante el verano austral por los problemas de acceso a servicios básicos.

Desde entonces, la situación causó conmoción en Argentina y diversas entidades colaboraron para paliar los problemas de desnutrición que presenta la comunidad indígena y, especialmente, sus menores.

Dorigato expresó que, si bien en las últimas semanas habían conseguido mejorar las perspectivas y su relación con las comunidades, los últimos días han sido “espantosos”, con la muerte de los tres niños.

La funcionaria del Ministerio de Salud provincial consideró que la actual crisis por el coronavirus, por la cual el Gobierno argentino decretó hace una semana la cuarentena total, es uno de los “factores” en estas tres muertes.

“Me parece que es uno de los factores que debe haber influido en no llamar a tiempo para no tener la asistencia”, indicó Dorigato, quien pidió que las comunidades wichi no duden en “acercarse” a los hospitales, a pesar de la coyuntura actual, o telefonear para que el equipo médico acuda a su residencia.

Por el contrario, Rojas aseveró que el coronavirus afecta a las comunidades pero en el sentido de que deja sin trabajo a sus integrantes.

“Quieren que los wichis se queden en casa encerrados pero no se olviden que hay mucha gente que trabaja por día, entonces hoy por hoy no lo están haciendo”, aseveró Rojas.

El líder indígena pidió un ingreso extraordinario a los gobiernos nacional y provincial ante la crisis del coronavirus porque sino “las familias se van a sonar de hambre”.

“En este caso hay chicos que mueren de hambre justo en la cuarentena, para que vean que no tienen comida (…), pareciera que el Gobierno provincial no tiene interés en ayudar a las comunidades originarias”, aseveró.

INCERTIDUMBRE POR AVANCE DE LAS ACCIONES

Dorigato recalcó que pese a las malas noticias, su compromiso “sigue con el esfuerzo máximo” de “maximizar las visitas” a las comunidades y anunció que dentro de un mes llegará una nueva planta potabilizadora suministrada por la Cruz Roja, que se sumará a la que dispuso el Ejército Argentino hace poco.

Sin embargo, lamentó que por el coronavirus tuvieron “unos retrasos” de un alimento tecnológico contra la desnutrición que proporciona Unicef, pero apuntó que la fecha estimada de llegada de la nueva remesa del alimento será “la semana que viene”.

Rojas, por su parte, lamentó que la gente “sufre mucho” en la situación actual, porque “pareciera que está todo paralizado por el virus”. EFE

%d bloggers like this: