Mujeres las más afectadas por delitos

El presidente de la Organización Interamericana de Consejos Ciudadanos (OICC) en el estado, Marco Antonio Güereca Prado, dio a conocer el balance del primer mes del 2020 emitido por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) destacando que además de que se presenta un incremento en la incidencia delictiva del fuero común, como lo son los robos, quienes más afectadas se vieron son las mujeres, con 91 delitos sexuales y 2 feminicidios solo en Durango.

Indicó que, de acuerdo con el balance presentado por el SESNSP, el balance del primer mes de este 2020 para el estado muestra un repunte ligero de la incidencia delictiva de delitos del fuero común, los cuales pasaron de poco más de 2 mil 300 en diciembre del 2019 a 2 mil 523 en enero.

Así puntualizó que el 37.53 por ciento de los delitos que se presentan en la entidad son los robos, especialmente a casa habitación con un total de 326 de los 952 que se cometieron en el mes de enero; mientras que los robos de vehículo fueron un total de 116; a negocios se mantuvieron en 150; “podemos decir que estas cifras son relativamente altas, si analizamos el comportamiento de los últimos seis meses”.

Pero en donde fue enfático al momento de dar a conocer los balances del SESNSP fue en los delitos cometidos en contra de las mujeres, donde se muestra que tan solo en enero se cometieron 91 delitos sexuales, entre los que se encuentran abusos, acoso y violación; a esto también sumó los 2 feminicidios que fueron tipificados; “con estas cifras nos damos cuenta de que al menos 3 mujeres en nuestra entidad son violentadas diariamente y esto sin incluir los delitos que se comenten dentro del orden familiar, en donde 460 hogares fueron violentados”.

Comentó que si bien el estado permanece dentro de uno de los estados con menor incidencia en delitos de alto impacto, debido al fortalecimiento y capacitación que se les ha brindado a los elementos de seguridad pública, hace falta mayor coordinación para que se fomente el cuidado, respeto y protección dentro de las familias y la sociedad en general.

“El hecho de que se disponga de armas dentro de los hogares, así como que exista violencia como consecuencia de la sobre exposición a diversas sustancias adictivas como el alcohol y las drogas, así como la falta de oportunidades laborales, de economía y la pobreza, son los puntos que se deben de atender, porque son los que detonan todas las estadísticas”, afirmó.

Hizo un llamado a los gobiernos de los diferentes niveles, para que implementen acciones de refuerzo en la restructuración del tejido social y la protección de las familias, destacando que es necesario que también las políticas públicas implementadas se corrijan y redirijan de la mejor manera, porque si esto no llega a ser así, las estadísticas tendrán un incremento de gran manera.

“Recordemos que la desesperación, el aprisionamiento y el que no se encuentre una salida, provoca que las personas tomen malas decisiones, entonces es necesario que se refuercen varias cosas para evitar más tragedias”, concluyó.