Inicio > Noticias > Local > Mujeres relegadas en el ámbito laboral

Mujeres relegadas en el ámbito laboral

  • Perciben menos salario y no tienen posibilidad de ascender

Por: Martha Medina

A pesar de que se han logrado avances en cuanto a las condiciones laborales para las mujeres, hay cuestiones no resueltas como la inequidad que aún existe respecto a los sueldos, pues ganan 20 por ciento menos en comparación con los hombres por realizar el mismo trabajo, señaló el secretario del Trabajo y Previsión Social del Estado, Israel Soto Peña, quien añadió que esta circunstancia se refleja también en el hecho de que 80 por ciento de los puestos directivos en las empresas son ocupados por varones.

El funcionario reconoció que el tema de la equidad en el aspecto laboral se mantiene como un tema pendiente tanto en Durango como en el país, pues aún existen marcadas diferencias en lo que se refiere a los salarios que recién las mujeres y los hombres, pues aunque realicen un trabajo igual, ellas ganan menos, situación que se presenta en muchas empresas, en las que también se observa una situación de discriminación hacia la población femenina en el hecho de que solamente un 20 por ciento de los puestos directivos son ocupados por mujeres.

Esta situación se observa principalmente en las grandes empresas, pues los puestos gerenciales son ocupados en un 95 por ciento por hombres, a pesar de que la presencia de las mujeres en el mercado laboral va en aumento, como lo indica el hecho de que en Durango un 70 por ciento de operadores en  las distintas maquiladoras son mujeres.

Agregó que se trata de un panorama poco alentador, pues cifras proporcionadas por el Instituto  Mexicano del Seguro Social indican que un 70 por ciento de las mujeres que laboran en distintas empresas y están afiliadas se encuentran en el porcentaje de trabajadoras que ganan de 1 a 2 salarios mínimos.

Se trata de una circunstancia que refleja no solamente que aún existe una amplia brecha entre las condiciones laborales de los hombres y las que tienen las mujeres que es necesario reducir, pues además de las dificultades que enfrentan por no ganar lo mismo que los hombres, cuando realizan el mismo trabajo, hay que considerar que son las principales víctimas del acoso en los centros de trabajo, a pesar de que se hacen esfuerzos para combatir este problema.

La complejidad que vive la mayoría de las mujeres que trabajan se acentúa con medidas como las que aplica el Gobierno Federal en el caso de las guarderías, pues al modificar la forma como estas operaban se aumenta la desigualdad en perjuicio de las trabajadoras, ya que muchas se verán obligadas a dejar el trabajo para poder cuidar de los hijos.

“Se trata de políticas que aumentan la desigualdad que ya viven las mujeres en el país”, recalcó el secretario Soto Peña, al manifestar que adicionalmente hay entidades en las cuales son criminalizadas, como es el caso de Nuevo León, situaciones que contradicen claramente todo lo que las distintas instancias gubernamentales declaran realizar a favor de la población femenina, y permiten observar que aún falta mucho por hacer para lograr que tengan las mismas condiciones de desarrollo y oportunidades que tienen los hombres.