Müller: “Tenemos que ganar los dos partidos, sólo queremos el éxito”

GOL Caracol

Sochi (Rusia), 20 jun (EFE).- Thomas Müller, delantero de la selección alemana, que tras verse sorprendida en el primer choque del grupo F por Alemania (0-1) tendrá que jugar un encuentro a vida o muerte el sábado contra Suecia, declaró en Sochi que ahora tienen “que ganar los dos partidos” y que “sólo” quieren “el éxito”.

Müller efectuó estas declaraciones este miércoles en Sochi, donde la ‘Mannschaft’ -que llegó durante la noche del martes a la bella localidad situada a orillas del Mar Negro- efectuó su primer entrenamiento con miras al partido del sábado en el Fisht, el estadio que albergó las Ceremonias de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014.

“Hemos analizado de forma exhaustiva el partido contra México, en el que por supuesto dimos pie a suficientes puntos de examen a raíz de los fallos que creemos se han de solucionar”, explicó Müller ante la prensa.

“Lo que se puede decir es que tenemos la suficiente autocrítica para analizar debidamente la situación”, explicó el delantero del Bayern Múnich.

“Lo importante ahora es que todos miremos unidos hacia adelante. Tenemos dos misiones importantes que resolver y tenemos que ganar los dos partidos. Sólo queremos el éxito”, apuntó Müller.

“A veces pierdes balones porque estás sobremotivado. Por eso, es importante mezclar la paciencia con la determinación. Contra Suecia esperamos que ellos se cierren atrás, que enfoquen el partido de forma muy defensiva; y en determinadas situaciones hay que ir rápido al ataque para aprovechar la transición pero sin precipitarnos”, opinó.

“Desde el punto de vista personal, el partido contra México no salió como yo esperaba. No dispuse de las ocasiones que me había propuesto tener. La manera de jugar de los mexicanos nos provocó vernos abocados a situaciones en las que afloraron nuestras debilidades”, opinó.

“Personalmente no acabé satisfecho conmigo mismo, pero he analizado lo que debo cambiar”, apuntó Müller, que negó la existencia de grupos en el equipo.

“Está claro que cuando comemos hay varias mesas y es lógico que se sienten juntos aquellos que también tienen una relación privada. Pero no se siente que se hayan formado grupos. No es uno de los motivos que haya influido en el mal resultado, porque no existe”, explicó Müller este miércoles en Sochi. EFE