Muñoz Molina defiende idea de Onetti de entrega total a lo que apasiona

antonio-munoz-molina

México, 14 oct (EFE).- El escritor español Antonio Muñoz Molina aseguró hoy que mostrar una entrega incorruptible a lo que a uno le apasiona es lo máximo a lo que se puede aspirar en la vida, lo cual, dijo, aprendió del autor uruguayo Juan Carlos Onetti.

“Hay escritores que influyen, a otros los admiras, de otros aprendes, pero otros te convierten en el tipo de escritor que eres y uno de esos para mí es Onetti”, dijo el novelista en una conferencia de prensa en la Ciudad de México.

Muñoz Molina (Úbeda, 1956) vino a la capital mexicana para saldar una deuda con la Feria del Libro del Zócalo, de la cual estuvo ausente en 2015 y no pudo recoger su Premio de Novela Elena Poniatowska por su obra “Como la sombra que se va”.

Al abundar sobre Onetti (1909-1994), de quien ha escrito con profundidad, defendió la filosofía del autor de “La vida breve”, del que aprendió una idea sinuosa de la literatura, sin insertarse en el mundo social y sí entregado a lo que le gusta hacer. “Eso me parece lo máximo a lo que se puede aspirar”, reiteró.

Del Premio Elena Poniatowska que ganó el año pasado, dijo estar feliz de haberlo recibido por varias razones, entre ellas la condición de cronista de la escritora mexicana.

“Es una gran cronista y yo admiro eso; el año pasado cuando le dieron el Nobel a la periodista Svetlana Aleksiévich me dio alegría porque soy un escritor de novelas, pero también de periódicos y en el mundo hispano hay prejuicios y se identifica literatura con ficción”, señaló.

El ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2013 enfatizó que mediante la crónica se puede crear una literatura magistral y confesó sentirse identificado con ese momento en que la literatura se convierte en herramienta de conocimiento y de rebeldía.

Según Antonio Muñoz Molina, la crónica es tan creación como la ficción, y solo hay una diferencia: en la no ficción hay un pacto con el lector, de acuerdo con el cual lo escrito ha sucedido tal como se cuenta.

“La diferencia fundamental es la libertad; en la ficción eres libre, en la no ficción no eres libre”, concluyó.

El escritor estuvo hoy en la inauguración de la Feria del Zócalo, una de las más importantes de México, que tiene como invitadas a las editoriales de Madrid y contará con importantes escritores como los mexicanos Juan Villoro y Benito Taibo, las argentina Selva Almada, la peruana Dida Aguirre, el español Antonio Jiménez Morato y el poeta japonés Kiwao Nomura, entre otros. EFE