Muñoz y Chaves acaban entre los mejores; choques de Kanaan y Castroneves

Llave en mano 3.0 :: Welcome

Indianápolis (EE.UU.), 27 may (EFE).- El automovilismo latinoamericano volvió a tener protagonismo en la 102 edición de las 500 Millas de Indianápolis con los pilotos colombianos Carlos Muñoz y Gabby Chaves, que acabaron entre los 20 primeros clasificados.

A pesar de que no competían con los mejores prototipos, ambos pilotos colombianos estuvieron siempre en la lucha por el triunfo y además evitaron no formar parte de los siete accidentes que se dieron durante la prueba considerada como el “Mayor Espectáculo Automovilístico” del año en Estados Unidos.

Muñoz, de 26 años, volvió a mostrar su clase y la buena adaptación que tiene al circuito Indianapolis Motor Speedway, donde se corrió la prueba más importante del año de la modalidad Indycar y tras completar las 200 vueltas acabó en séptimo lugar.

La clasificación fue la segunda mejor que ha tenido en la prueba desde el 2013 cuando hizo su debut y como novato dio la gran sorpresa de acabar en segundo lugar, lo que le hizo merecedor del premio de Novato del Año.

Muñoz, que volvió este año con el equipo Andretti Autosport, tras haber conseguido los primeros puntos de la temporada se mostró convencido de que lo mejor está por llegar.

“Estoy contento porque todo el equipo hizo una labor excepcional y además el coche también respondió”, declaró Muñoz. “Creo que estar entre los 10 primeros de la prueba más importante de la Indycar es motivo para sentirte contento”.

Muñoz, que la pasada temporada corrió con el equipo A. J. Foyt Enterprises, regresó con el grupo de Andretti Autosport y de inmediato ha mostrado la buena química que hay entre el piloto cafetero y la escudería estadounidense.

Antes de la carrera, Muñoz ya había expresado su satisfacción por trabajar de nuevo con un programa que ya conocía y con un equipo que le iba a ayudar a conseguir un buen resultado en Indianápolis, como así sucedió.

Por su parte Chaves, de 24 años, del equipo de Harding Racing, también hizo una buena carrera y acabó en el decimocuarto puesto, por delante de los británicos Stefan Wilson y Jack Harvey, y el español Oriol Servia, que tuvieron que entrar a repostar en las últimas vueltas y dejaron al frente de la carrera al australiano Will Power, que consiguió su primer triunfo en Indianápolis.

“Acabar entre los 20 mejores en la mejor carrera de la temporada Indycar siempre es motivo de satisfacción”, declaró Chaves. “Aunque como es lógico aspiras a más, pero todo el equipo trabajó bien y hemos hecho una gran labor”.

No tuvieron la misma compensación los veteranos campeones brasileños Tony Kanaan y Helio Castroneves, que sufrieron sendos accidentes que les costó tener que retirarse de la prueba.

Kanaan, de 43 años, ganador en el 2013, que corre con el equipo A.J.Foyt, fue el primero en sufrir el accidente que le obligó a retirarse de la prueba.

“Ha sido frustrante la manera como se dieron los hechos, pero los accidentes forman parte de las carreras y por lo tanto hay que saberlos asumir y pensar e la próxima prueba”, destacó Kanaan.

La misma frustración y resignación mostraba su compatriota Castroneves, el tres veces campeón de las 500 Millas, que no pudo controlar su vehículo y chocó contra la pared de protección de cemento del circuito y tuvo que abandonar en la vuelta 146.

Castroneves, de 43 años, está tratando de ser el cuarto piloto en ganar cuatro veces las 500 Millas y esta vez regresó a Indianápolis como piloto de medio tiempo con el equipo Penske al que pertenece desde la temporada del 2000.

Penske lo trasladó a tiempo completo de la Serie IndyCar a su nuevo equipo de autos deportivos en IMSA después de la temporada 2017.

El acuerdo incluyó un viaje en el Gran Premio de Indianápolis y a las 500 Millas, pero nada garantizado en 2019 o más allá.

Sin embargo, Castroneves miró a la cámara después de su accidente y tuvo una simple solicitud para el dueño del equipo, Roger Penske.

“Por favor, Roger, tengo que volver”, dijo Castroneves, petición a la que Penske, que estuvo en el pit box del piloto brasileño, dio a entender que aceptaba cuando declaró a la cadena de televisión de la ABC que “seguro que lo veremos de nuevo”.

Castroneves ganó las 500 Millas de forma consecutiva en el 2001 y 2002, sus primeras dos aperturas en la pista, y alcanzó el tercer triunfo en el 2009, sin que desde entonces haya conocido la victoria, aunque el año pasado quedó segundo después de ser superado por el japonés Takuma Sato, que al igual que el piloto brasileño no pudo concluir la prueba al sufrir otro accidente.

Al margen de que Castroneves pueda conseguir el cuarto triunfo en las 500 Millas de Indianápolis, que le uniría a los legendarios A.J. Foyt, Al Unser y Rick Mears, como los únicos corredores que lo han conseguido, Penske destacó que el piloto brasileño es sin discusión uno de los mejores en la historia de la modalidad Indycar. EFE