Inicio > Noticias > Murió esta madrugada Pedro Avila Nevarez

Murió esta madrugada Pedro Avila Nevarez

Murió esta madrugada el incansable luchador social Pedro Avila Nevárez, mejor conocido por el pueblo como “Pedrito”, quien durante la mayor parte de su vida se entregó al servicio de los demás.

El fallecimiento sucedió en el área Covid 19 del hospital 450 hacia las 6:00 horas, según revelación de Jackeline Avila Flores, una de sus hijas, en redes sociales.

PEDRITO el salvador de los pobres ha muerto.

Pedrito ingresó al nosocomio capitalino el 17 de noviembre con síntomas relacionados al coronavirus, que luego, aparentemente, confirmaron los facultativos.

Avila Nevárez tenía 83 años de edad, nació en esta ciudad de Durango el 12 de marzo de 1937.

Pedrito, fue un orador nato, uno de los duranguenses sin pelos en la lengua que muchas veces enfrentó a presidentes de la República para reclamar las necesidades de Durango, y no se diga a funcionarios de distintos niveles el gobierno federal.

Hay constancia de muchas intervenciones encendidas en la tribuna de la Cámara de Diputados, pero especialmente una siendo diputado federal, cuando pidió a nombre de Durango “Que el presidente se ponga a mano con Durango…porque hasta ahora han sido puras mentiras para sacarnos el voto…”.

También fue diputado local, en cuyo paso por la Legislatura de la misma manera exigió a autoridades centrales su atención hacia nuestro estado, que siempre ha estado tirado a la buena de Dios.

PIERDE Durango a uno de sus más queridos hijos.

Pedrito, el candidato de los pobres, como le conoció mucha gente, no se cansó de ayudar a los fregados.  La gente sabía que con él no fallarían las gestiones.

A veces tardaban en la gestión, pues Pedrito atendía a mucha gente y la atendía por turnos, como fueron llegando, pero…nunca nadie se regresó a casa con las manos vacías. Algo que fuera, pero siempre ayudaba a los necesitados.

Avila Nevárez, en consecuencia, fue el salvador en repetidas ocasiones del Partido Revolucionario Institucional.  Unas llevándolo a él como candidato, otras de suplente, pero muchas cargándolo como acompañante, pues el que Pedrito estuviera cerca del aspirante del PRI era sinónimo de confianza y de triunfo.   Por eso y no por otras cosas lo querían los gobernadores y hasta los mismos presidentes de la Repúlica.

Su partida habrán de sentirla más los pobres de Durango que tenían en Avila Nevárez  una insuperable tablita de salvación.

LOS POBRES serán los que más sufran su partida.

Ignoramos qué procede en este fallecimiento, en virtud de que Pedro ingresó al hospital con síntomas de Covid, pero se ignora, porque no se ha precisado cuáles fueron al final las causas de su muerte.

Durango ha perdido a uno de sus hombres más queridos de toda la historia, y no se ve en el futuro a otro que venga a llenar los zapatos que la muerte deja entre los pobres.

¡Descanse en Paz Don Pedro Avila Nevárez…¡