Nacimientos históricos en el Bioparque Sahuatoba de Durango

  • Se han reproducido especies que en más de 40 años no se había logrado, pumas, guacamayas y avestruces, por primera vez han nacido dentro del recinto.
  • Esto se debe a la comodidad en la que se desarrollan y a la buena alimentación que llevan.
  • De los 60 nacimientos que ha registrado  esta Administración Municipal, 13 corresponden a leones africanos.

El Gobierno Ciudadano de Durango, ha generado políticas públicas en favor de los ciudadanos de la capital, así como también de las especies de flora y fauna, para su conservación y reproducción.

Este hecho es histórico, ya que a más de 40 años de su creación, no se habían reproducido estas especies dentro del Bioparque, ahora se logró debido a la buena alimentación que llevan, a las condiciones de su espacio (albergue), al manejo que se les da, lo que representa comodidad para los huéspedes, y refleja el bienestar en los animales por medio de la reproducción.

Por las razones anteriores se ha tenido éxito en nacimientos históricos como los más actuales siendo dos pumas, y los anteriores, guacamayas y avestruces, mismos que nunca antes se habían podido reproducir.

De los 60 nacimientos que se llevan registrados en esta Administración, 13 pertenecen a la especie de leones africanos, lo que representa una firme convicción de trabajo por cuidar, preservar y proteger la vida silvestre albergada en el Bioparque Sahuatoba de Durango.

Esto se debe gracias al interés que han tenido las autoridades por mejorar la calidad de vida de las especies silvestres y se ha logrado, puesto que se realiza mantenimiento y limpieza necesarios en cada uno de los albergues, así como el tener una alimentación personalizada por cada especie, suceso sin precedente en Durango.

“Se requiere adoptar medidas urgentes para proteger a las especies amenazadas y con ello evitar su extinción” aseveró Ernesto Cabral, Director del Bioparque Sahuatoba.

El Gobierno Ciudadano de Durango seguirá trabajando por el bien de la flora y fauna existente, así como seguir concientizando a las personas que se acercan al recinto para pasar un momento familiar y de recreación, para vivir en armonía, ya que pertenecemos a una sociedad y todos somos responsables de su cuidado.