Naciones-isla y océanos, prioridades de la presidencia de Fiyi para la COP23

Berlín, 18 may (EFE).- El primer ministro de Fiyi, Frank Bainimarama, afirmó hoy que en su año al frente de las negociaciones multilaterales contra el cambio climático, que arranca ahora, se centrará en las naciones-isla, la conservación de los océanos y en la búsqueda de consensos entre países.

Bainimarama, que presidirá la cumbre del clima (COP23) que se celebrará el próximo noviembre en Bonn (Alemania), se pronunció de esta forma al intervenir en el último día de una reunión preparatoria de la cumbre, celebrada también en esa ciudad.

Una de las prioridades del primer ministro fiyiano será la de mejorar la preparación de “todas las naciones vulnerables a los impactos del cambio climático”.

En este ámbito hizo hincapié en la situación de países como el suyo, especialmente sensibles al cambio climático “ya sea por la subida del nivel del mar, fenómenos meteorológicos extremos o cambios para la agricultura” que amenazan “el modo de vida” de las personas y, “en ocasiones, su propia existencia”.

“Nosotros, que somos los más vulnerables, debemos ser escuchados”, aseguró el primer ministro.

También indicó que considera prioritario resaltar la relación “entre la salud de los océanos y los impactos del cambio climático y sus soluciones, como parte de una perspectiva holística de la protección de nuestro planeta”.

Por último, se comprometió a hacer avanzar las negociaciones multilaterales para combatir el calentamiento global y, en concreto, para progresar en la implementación del Acuerdo del Clima de París, logrado en 2015.

El proceso debe ser “inclusivo, participativo y transparente” y llevar a una toma de decisiones pensando en el bien común.

“Centrándonos en los beneficios de actuar, este proceso hará avanzar a la agenda global contra el cambio climático”, afirmó Bainimarama.

La reunión preparatoria en Bonn se cerró hoy tras diez días de sesiones de carácter técnico con la duda con la que arrancó, la permanencia de EE.UU. en el Acuerdo de París, una cuestión clave para los esfuerzos multilaterales en este ámbito.

La administración del presidente estadounidense, Donald Trump, está estudiando si permanece en el marco del acuerdo, que suscribió su antecesor, Barack Obama, o si lo abandona por considerarlo contrario a sus intereses políticos y económicos. EFE