Necesaria nueva Ley de Protección a Periodistas

  • Pese a mínimos incidentes contra la libertad de expresión: Reporteros

Es necesario que en Durango exista una nueva Ley de Protección a Periodistas que cumpla con los parámetros nacionales e internacionales existentes en materia de protocolos, a pesar de que son mínimos los incidentes contra la libertad de expresión, señaló Rosy Gaucín, oradora oficial del homenaje a Francisco Zarco.

En el marco de la conmemoración del “Día de la Libertad de Expresión”, la periodista y presidenta del Colegio de Licenciados en Ciencias de la Comunicación en Durango manifestó en su discurso que en México, desde hace 12 años, “el mejor oficio del mundo, como lo llamó el Premio Nobel Gabriel García Márquez, está siendo vulnerado, pues más de un centenar de compañeros en el país han sido asesinados o están desaparecidos y decenas más han recibido amenazas o se les ha pretendido intimidar”, dijo, al manifestar que esta situación se ha dado porque a alguien desde las esfera del poder le ha disgustado lo que se publica o difunde, a través de imagen, texto o la edición de una entrevista.

Apuntó que quienes han ejercido o ejercen el periodismo están reunidos porque se trata de un gremio que quiere preservar sus derechos, al tiempo que reconoció que en Durango los incidentes contra la libertad de expresión han sido los menos en el actual sexenio, aunque han ocurrido algunos en el nivel del Gobierno Municipal.

Añadió la comunicadora que a pesar de esta situación, es necesario que haya un marco legal de protección a periodistas que cumpla los parámetros nacionales e internacionales existentes en materia de protocolos. Reconoció que se llevan avances para que haya en Durango una ley de protección a periodistas que incluya también a los defensores de derechos humanos, como resultado de un trabajo que se lleva a cabo en conjunto con organizaciones de periodistas y comunicólogos agrupados en Peproc, AMMPE y Colecc.

Al mismo tiempo, se refirió a la necesidad de que haya más cautela en el ejercicio de la libertad de expresión y prensa, ante el riesgo que plantea la época de las fake news de llegar a imprecisiones que pueden minar la credibilidad de los comunicadores y causar daños a los medios para los cuales trabajan, por lo cual recordó la obligación de los periodistas a confirmar la información antes de compartirla o difundirla, pues la responsabilidad social es mayor y no se pueden reproducir cadenas sin fuente.

También planteó la necesidad de que exista una cláusula de conciencia, pera que nunca más una reportera o reporteo sea obligado a firmar textos de los cuales no es autor, o en los que exista algún conflicto por ser distantes de la conciencia individual, por lo cual consideró que la libertad de expresión y prensa deben ser asociadas al profesionalismo, responsabilidad e imparcialidad.