Necesario dar verdadera importancia al agua: Juan Quiñonez

 

  • México debe tener garantía de mejores condiciones hídricas
  • En Región Lagunera necesario utilizar aguas superficiales y no de mantos acuíferos profundos para evitar arsénico.

La eficiencia e importancia de la correcta aplicación de las políticas que garanticen el correcto uso del agua, se tienen que dar a partir de los trabajos de la comisión de Recursos Hidráulicos, destacó el Senador por Durango Juan Quiñonez Ruiz este martes durante la instalación de ésta comisión en el Senado.

Durante la instalación, los senadores integrantes coincidieron que la Comisión deberá aportar a la discusión nacional para las soluciones locales e internacionales, por lo que es necesario que se reconozca como el espacio idóneo de encuentros y entendimiento para el análisis y dictamen de las reformas que permitan darle a México un trabajo mucho más útil en la materia.

Quiñonez Ruiz enfatizó que en Durango, específicamente lo que corresponde a la Región Lagunera, el vital líquido se extrae de mantos acuíferos hasta de 500 metros de profundidad, agua que contiene metaloides dañinos y cancerígenos como el arsénico, lo que conlleva la necesidad obligatoria de filtros en las plantas potabilizadoras.

“La utilización de aguas superficiales, que son las de las presas, son mucho más económicas y saludables que aquellas a las que se le debe de colocar un filtro para quitarle el arsénico. Una vez que se han potabilizado las aguas de las presas, estas se pueden meter a la red de agua potable y al final de su ciclo, éstas pueden regresar a los productores agrícolas como aguas negras tratadas, lo que se traduce para ellos en un gran ahorro en fertilizantes, pero para que esto último pueda suceder se tiene que concientizar a los productores agrícolas del beneficio que este proceso les brindará”, explicó.

El integrante de la Comisión de Recursos Hidráulicos del Senado y ex director de la Comisión de Aguas del Estado de Durango, agregó que también se deberá buscar los grandes cuidados del agua, ya que en lo que respecta al almacenamiento y conducción hay grandes pérdidas, las cuales se pueden dar por absorción, evaporación y fugas, lo que disminuye el porcentaje de agua que llega finalmente a su destino.

“El agua se aprovecha en un 40 por ciento y se desperdicia el 60 por ciento por fugas o evaporaciones o bien por tomas clandestinas en lo que es el agua potable, esto es lo que tenemos que evitar y darle la importancia que merece el agua potable”, finalizó el Senador.