Necesario mejorar la calidad de las aerolíneas: Ali Gamboa.

Ali Gamboa MartinezA pesar de la gran importancia del transporte aéreo, existen serios retos en la calidad de su servicio, ya que es muy común que los vuelos estén retrasados, sobrevendidos o se cancelen, así se pronunció la Diputada federal Ali Gamboa Martinez sobre la presentación y publicación de una iniciativa de su autoría que reforma la ley de aviación civil.

El transporte aéreo es un sector básico en un mundo globalizado, gracias a este se conectan personas, países y culturas, al mismo tiempo que provee acceso a los mercados, generando comercio y turismo, para este año se calcula que existan 80.2 millones de pasajeros, señaló.

La diputada federal explicó que es muy común que las aerolíneas acepten un número de reservas en los vuelos superior al número de asientos del avión debido a la probabilidad de que haya pasajeros que no se presenten, esta práctica, aunque es prohibida o limitada en otras regulaciones, sigue existiendo en México.

Agregó que las aerolíneas a pesar de tener un horario de aterrizaje y despegue asignado, y de contar con un margen de tolerancia, la mayoría de las veces operan vuelos con grandes diferencias de tiempo respecto de hora asignada, esto debido a escalas demasiados cortas entre vuelos, deficiencias técnicas, falta de personal de tierra e incluso insuficientes pilotos y aeronaves, lo que provoca un derrumbe en cadena.

Ante una demora, cancelación o sobreventa, los más perjudicados son los pasajeros que ven frustrados sus planes de viaje, pierden valioso tiempo con su familia o no pueden cerrar un negocio, a esto se lo suma a que pocas veces conocen sus derechos y que las aerolíneas ante situaciones como estas, no brindan información oportuna y pocas veces ofrecen una explicación o solución, señaló Gamboa Martínez.

Explicó que las aerolíneas se encuentran entre las empresas que más quejas tienen ante PROFECO, por lo que decidió presentar una iniciativa para endurecer las sanciones para las aerolíneas con retrasos, sobreventas o que cancelen sus vuelos, con un proceso claro y eficaz y que a la vez de brinde a los pasajeros la información sobre sus derechos.

Como representantes populares tenemos la obligación de defender los derechos de los ciudadanos y no podemos permitir que algunas aerolíneas antepongan sus intereses económicos, en detrimento de los derechos de los pasajeros, finalizó.