Necesario nuevo incremento al salario: STyPS

Luego de reconocer los esfuerzos de la administración estatal para la generación de fuentes de empleo, el delegado federal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Miguel Bermúdez Quiñones, urgió a revisar de nueva cuenta el salario mínimo en el país y llegar a cifras de 95 pesos por día, como una manera de fortalecer el ingreso de los trabajadores.

El funcionario federal indicó que el incremento que se dio el año pasado para llegar a niveles de 88.36 pesos diarios como contraprestación a los trabajadores ya se pulverizo con el incremento gradual a los combustibles y con ello a los productos de la canasta básica.

Tal como lo reconoció la STPS a nivel central, es necesario que los que ganen menos vean incrementado su ingreso diario, como una manera de ir –de manera paulatina– recuperando el poder adquisitivo del trabajador, que en los últimos decenios ha llegado a perder dicho poder adquisitivo hasta en un 75 por ciento.

Agregó Bermúdez Quiñones, que una de las asignaturas pendientes con los trabajadores de Durango es el fortalecimiento del salario.

Si bien el Gobierno de José Rosas Aispuro ha hecho esfuerzos extraordinarios para atraer inversiones y con ello generar fuentes de empleo, es necesario redoblar esfuerzos para incrementar el salario mínimo, en una primera instancia, y posteriormente quienes ganan dos o más salarios al día.

Reveló el Delegado Federal del Trabajo, que el 30 de Abril habrá de darse la siguiente revisión del salario mínimo –ojalá fuera antes– y todo hace pensar que deberá de ajustarse a más de 90 pesos al día.

Además de que dentro de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio para América del Norte, tanto Canadá como los Estados Unidos, respondiendo a los intereses de los sindicatos, están pugnando por este incremento salarial.

El ex Secretario del Trabajo, consideró que los incrementos logrados en las revisiones salariales no responden a la expectativa de los trabajadores y se quedaron corto para lograr mejorar el poder adquisitivo, ya que están por debajo de la inflación, que es galopante, si no basta con salir al mandado para constatarlo.

Por otro lado, se tienen que revisar de forma constante los índices de productividad y en base a ello, tenga el trabajador otro ingreso como incentivo.

Referente a que si las empresas en Durango pueden soportar otro incremento salarial, tajante sostuvo que sí.

Sí las medianas y grandes empresas, las pequeñas deberían de realizar un esfuerzo para garantizar su sobrevivencia y crecimiento, pero en base a ventas, a comercialización, no en base a bajos salarios.

Finalmente se pronunció a un examen de conciencia por cada empresario y ser solidarios con sus trabajadores, sobre todo con aquellos que ganan menos como son los del salario mínimo y que en el estado representan cerca del 14 por ciento del total de trabajadores.