miércoles, enero 26, 2022
Inicio > Noticias > Local > Necesario reflexionar sobre salario mínimo y sus implicaciones: Inevap

Necesario reflexionar sobre salario mínimo y sus implicaciones: Inevap

Para estimar cuántos mexicanos pueden acceder a la canasta alimentaria y no alimentaria, resulta pertinente analizar cómo son los ingresos en los hogares, para tal efecto, un buen punto de comparación es el salario mínimo.

El artículo 123 de la Constitución establece que el salario mínimo “deberá ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos”.

Sin embargo, el INEGI, a través de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) estima cuál es el ingreso de los mexicanos por rango de salarios mínimos. De la población ocupada, 1.8 millones de mexicanos percibe un salario mínimo, pero el problema se encuentra en que 15.9 millones de trabajadores en México perciben menos de un salario mínimo.

Esto quiere decir que 1 de cada 3 mexicanos ocupados tiene ingresos de 1 o menos de 1 salario mínimo. De la población ocupada solo 1 de cada 10 mexicanos ocupados (4.5 millones) tiene ingresos suficientes para satisfacer las necesidades mínimas de una familia de 4 integrantes.

El monto vigente del salario mínimo para 2021 es de $213.39 en la frontera norte y de $141.70 en el resto del país. De manera mensual, el ingreso mínimo al que puede aspirar una persona al interior del país es de alrededor de $4,300. Atendiendo a lo estipulado en la Constitución, este ingreso debería de ser suficiente para satisfacer todas las necesidades de una familia.

Una persona que gana el salario mínimo sí puede satisfacer sus necesidades básicas, pero es insuficiente para una jefatura de familia, con lo cual no se cumple con lo establecido en la Constitución. De acuerdo con el Coneval, los ingresos mínimos que requeriría una familia de 4 integrantes serían de unos $13,800, es decir, poco más del triple del salario mínimo mensual que percibe un trabajador.

Estos datos los rescata el Inevap, en virtud de que el pasado 11 de octubre la Academia Sueca de las Ciencias reconoció al canadiense David Card, al estadounidense-israelí Joshua Angrist y al neerlandés-estadounidense Guido Imbens con el Premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel 2021. Comúnmente este galardón es conocido como Premio Nobel de Economía.

El premio fue otorgado por su contribución para dar respuestas a importantes temas de interés en la sociedad y entender cuál es la relación causa y efecto en cuestiones como ¿qué pasaría con los niveles de empleo si se incrementa el salario mínimo?, ¿cuál es la relación entre más años de estudio y los ingresos futuros de las personas, ¿cómo afectaría la inmigración al empleo y a los salarios?

Saber cuál es la relación entre causa y efecto en los problemas públicos es uno de los objetivos de la evaluación de políticas públicas. Con la contribución de los Nobel de Economía 2021, la evaluación cobra mayor relevancia ya que se amplían las metodologías para saber cuáles son los programas y políticas públicas que generan mayor beneficio a los ciudadanos.

Uno de los trabajos más importantes de David Card concluyó que un aumento en el salario mínimo no incrementa los niveles de desempleo. Esto es relevante porque hay un consenso entre el sector público y muchos expertos en política económica de que un aumento del salario mínimo provocaría también aumento en el desempleo.

El reconocimiento que se da a estos hallazgos obliga a discutir y a reflexionar alrededor del salario mínimo en México y sus implicaciones. Si bien la determinación del salario mínimo es competencia del gobierno federal a través de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) es una responsabilidad compartida entre los tres niveles de gobierno el garantizar que los trabajadores cuenten con los ingresos mínimos establecidos ya que casi 1 de cada 3 mexicanos empleados percibe menos de un salario mínimo según el INEGI.

Como referencia, México es el país con el salario mínimo más bajo en el continente americano. Países como Haití, Guyana, Belice, El Salvador y Honduras tienen un salario mínimo mayor. La mediana del salario mínimo en el continente es el equivalente a 668 dólares (USD) en México de 289 USD y Canadá, el país con el salario mínimo más alto, es de 1,612 USD, esta información proviene del Informe mundial de salarios 2020-2021 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: