Nicaragua lamenta muerte del embajador de Venezuela ante la OEA

Managua, 25 nov (EFE).- El Gobierno de Nicaragua lamentó hoy la muerte del embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y vicecanciller para América del Norte, Bernardo Álvarez, quien falleció este viernes en Caracas, a los 60 años, a causa de un infarto.


“Tenemos que lamentar la partida a otro plano de vida de nuestro querido compañero Bernardo Álvarez, embajador de Venezuela”, dijo la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, a través de medios oficiales.

Murillo, también primera dama, envió un abrazo al Gobierno venezolano encabezado por Nicolás Maduro, a la viuda de Álvarez, Margaret Álvarez, y a sus hijos Mariana, Bernardo, Augusto y Ana Elisa Álvarez.

Álvarez, que tenía una amplia carrera como diplomático, fue designado embajador de Venezuela ante la OEA en octubre de 2015, cinco años después de concluir su estancia en EE.UU. como jefe de la misión diplomática venezolana en ese país, con una interrupción entre 2008 y 2009 al retirar Caracas a su embajador.

En 2011 se desempeñó como embajador de Venezuela en España hasta 2013, cuando pasó a ser secretario general de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) y en mayo de 2016 fue nombrado vicecanciller para América del Norte.

Antes de encargarse de la representación venezolana ante la OEA fue también presidente de Petrocaribe.

El pasado septiembre fijó posición en rechazo a lo que consideró una “histérica obsesión” del secretario general de la OEA, Luis Almagro, por derrocar al presidente del país, Nicolás Maduro, luego de que este presentara un documento sobre el “recrudecimiento de la represión y de las violaciones de derechos humanos” en las manifestaciones en Venezuela. EFE