Inicio > Noticias > Local > Niegan empleos a discapacitados

Niegan empleos a discapacitados

  • Empresas aún tienen prejuicios y dificultan su contratación

Por: Martha Medina

La generación de empleos para personas con discapacidad constituye un asunto pendiente en Durango, pues aunque se hace un gran esfuerzo para avanzar en este tema y se cuenta con el apoyo de algunas empresas, es un tema en el que aún existen muchos prejuicios y se dificulta la contratación de este grupo de la población en distintos establecimientos, reconoció Israel Soto Peña, secretario del Trabajo y Previsión Social del Estado.

Al referirse a la situación que se presenta actualmente con respecto a la inclusión laboral de personas que tienen discapacidad, el funcionario manifestó que se tienen detectadas algunas empresas que hacen grandes esfuerzos para contratar a este sector de la población, pero reconoció que aún son insuficientes ante la demanda de trabajo que existe actualmente.

Manifestó que la Secretaría reconoce el esfuerzo que realizan algunas empresas para incluir en su plantilla laboral a personas con discapacidad, además de que se trabaja en el programa “Abriendo espacios”, para generar más vacantes para quienes buscan un empleo, al tiempo que reconoció que aunque se avanza, se trata de un tema cultural, en el que hay muchos prejuicios, pues a pesar de que se ofrecen incentivos a las empresas que contraten a trabajadores con discapacidad, muchos empresarios no quieren esperar la devolución de impuestos y quieren que los beneficios se reflejen de manera inmediata.

A pesar de esta situación, señaló que vale la pena trabajar en este renglón, tanto para la Secretaría como parta los empresarios, pues se trata de un proceso de ética y cultura para lograr que las empresas incluyan cada día a más trabajadores con discapacidad, pues ellos lo merecen y en muchas ocasiones son altamente competitivos y productivos.

Por otra parte, con respecto a un reclamo de grupos de personas con discapacidad, con respecto a los sueldos que perciben, el secretario manifestó que es un problema general que el estado no puede controlar ni determinar, pues recordó que son la oferta y la demanda, así como las características de las empresas instaladas en Durango y que ofertan estos espacios, lo que determina los sueldos.

“Finalmente, creo que mientras sean trabajos formales y garanticen un empleo digno, vale la pena aceptarlos, pues como en cualquier espacio laboral hay crecimiento y oportunidades de ascender en las empresas”, dijo textualmente Israel Soto Peña, para luego señalar que es complicado lograr que los establecimientos contraten de manera inmediata personal con discapacidad, debido a que es necesario que se adecuen algunas áreas, aunque reconoció que a las que realmente les interesa y hacen todo el esfuerzo para contar con estos espacios, son pocas.